Policía reporta muerte de dos niños de 5 y 10 años en hechos separados

Máximo Báez Aybar Ty

La Policía Nacional reportó hoy las muertes por ahogamiento de dos niños de cinco y 10 años, respectivamente, además de los fallecimientos por electrocución de un hombre mientras conectaba una bomba eléctrica sumergible en una cisterna en San Francisco de Macorís, y de otro ciudadano cuando conectaba un alambre en un poste de energía eléctrica en Santo Domingo Este.

La institución indicó que en el primer caso ocurrido en un canal de riego de Mao, Provincia Valverde, el niño ahogado fue identificado como Kendri Deslisma, de cinco años, hijo de la nacional haitiana Keni Deslisma, de 29.

El informe preliminar refiere que el infante salió solo de su residencia a bañarse en el canal mayor La Compuerta, de donde luego fue sacado sin vida tras sufrir asfixia por inmersión, según el diagnóstico del médico legista actuante.

Mientras en la sección Puerto Escondido, del municipio Duvergé, fue sacado el cadáver de la menor Yany Yan, de 10 años, quien se ahogó mientras se bañaba en el río Las Damas de la referida zona.

La niña, hija del nacional haitiano Yaneso Yan, se encontraba en compañía de dos hermanos, una de 12 años y otro de 23, quienes narraron a las autoridades que su hermana se trasladó a una de las partes más profundas del río antes citado. Tras ser evaluada por el médico legista actuante, fue diagnosticada con asfixia por inmersión.

Asimismo, en San Francisco de Macorís el nacional haitiano Lico Tan murió tras recibir una descarga eléctrica mientras intentaba conectar una bomba eléctrica sumergible en una cisterna ubicada en un local del kilómetro 1, de la carretera San Francisco –Nagua.

El informe preliminar indica que éste se introdujo a la referida reserva de agua y al hacer contacto con un alambre recibió la descarga que le causó la muerte por electrocución, según el diagnóstico del médico legista actuante.

De igual forma, la Policía informó que en el sector Villa Faro, en Santo Domingo Este, falleció el joven Rafael Echavarría Ubaldo, de 25 años, quien recibió una descarga eléctrica mientras conectaba un alambre en un poste de energía, ubicado en la calle Colón de ese sector, según la versión de su padre Rafael Echavarría.

El informe preliminar refiere que Rafael Echavarría se encontraba subido en el poste del tendido eléctrico conectando el referido cable, y al hacer contacto recibió una descarga mortal que lo lanzó hacia el pavimento, de donde fue trasladado al Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, donde fue diagnosticado con muerte por electrocución, según el médico legista actuante.

El cadáver de Echavarría Ubaldo fue trasladado al Instituto Nacional de Patología Forense, mientras que los demás fueron enviados a las secciones regionales del INACIF en Santiago, Azua y San Francisco de Macorís, respectivamente, para los fines de necropsia mandatorios.