Policía turca acusa la prensa

ANKARA (ANSA).- La policía turca hizo ayer una gravísima acusación a la prensa del país, por interpretar que la difusión de los nombres de dos sospechosos de los atentados del sábado 15 en Estambul permitió la fuga de ambos y, con ello, su participación en los atentados posteriores, el miércoles, que causaron 27 muertos.

A la vez las autoridades, según el diario Hurriyet, arrestaron a 18 personas en el marco de las investigaciones, mientras en las principales ciudades del país se realizaron hoy marchas contra el terrorismo.

La acusación contra la prensa se conoció después de que el premier, Tayyip Erdogan, confirmó que los “kamikazes” eran turcos (dos actuaron el sábado y otros dos el jueves).

“Después del primer ataque habíamos identificado a los ejecutores y sus cómplices. Estábamos por arrestar a éstos últimos. Pero los perdimos sólo por una hora porque nuestra prensa difundió sus nombres y sus vínculos”, dijo el director de Seguridad de Estambul, Celalettin Cerrah.

“Si no hubiera sido por esta irresponsabilidad de la prensa no habríamos sacrificado a otros mártires y 27 de nuestros ciudadanos no habrían muerto. Pero transmisiones irresponsables causaron 27 mártires”, acusó.

Cerrah, citado por la agencia Anadolu, habló hoy durante los funerales de dos policías muertos en el atentado del jueves en el consulado británico de Estambul.

La ciudad turca fue sacudida el sábado y el jueves por una serie de atentados suicidas contra objetivos judíos y británicos que causaron más de 50 muertos y cientos de heridos.

El premier Erdogan había asegurado el lunes que la prensa “estaba haciendo difícil el trabajo de los investigadores”.

Poco después, el tribunal para la seguridad del Estado impuso un rígido bloqueo de información después de que la prensa reveló la identidad de dos de los kamikazes de los atentados contra las sinagogas el sábado.

Ambos fueron identificados como Mesut Cabuk y Gokhan Elaltuntash. La prensa además publicó los nombres de los dos presuntos cómplices buscados, Azad Ekinci y Feridun Ugurlu.

Se sospecha que estos últimos fueron los autores de los ataques contra el consulado británico y la sede del banco HSBC, el jueves.

En tanto, Erdogan confirmó que los kamikazes que perpetraron los atentados contra objetivos británicos y contra las sinagogas en Estambul eran turcos.

“Entre las 57 víctimas (de los atentados del sábado 15 y el jueves) hay cuatro terroristas. Ellos tenían relación con personas de otros países. Desafortunadamente los victimarios eran nuestros ciudadanos”, dijo Erdogan.

En tanto, las manifestaciones contra el terrorismo se realizaron en varias ciudades turcas, entre ellas Estambul, Ankara y Esmirna, en reacción a la serie de atentados.

En la Plaza Taksim de Estambul cerca de 4.000 personas manifestaron en una concentración organizada por sindicatos y varios grupos políticos.