Policías deberán modernizarse

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/F6B52205-CCF2-49D9-A244-50A99072206B.jpeg

POR UBALDO GUZMAN MOLINA
“El policía que quiere aumento de sueldo tiene que ganárselo, ingresando a las áreas de reforma y modernización. De otra manera no habrá aumento de sueldo”, dijo ayer el secretario de Interior y Policía, doctor Franklin Almeyda Rancier.

En cambio, el jefe de la Policía, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, consideró que el tema del aumento salarial no depende de la Policía, pues está reservado únicamente a los mandos superiores. “No es facultad de la Policía Nacional referirse a ese tema”, agregó.

Almeyda Rancier y Pérez Sánchez hablaron sobre el tema, luego de asistir a la misa oficiada en el Palacio de la Policía, con ocasión de celebrarse ayer el día de San Judas Tadeo, patrón de la fuerza del orden.

Consideró que el proceso de evaluación de los agentes para determinar los que consumen o venden drogas se realiza con profesionalidad y transparencia.

Alabó a los policías que actualmente están cumpliendo con ahínco y desvelo con su deber, preocupándose por la seguridad ciudadana.

Expresó que cinco mil hombres patrullan de noche las calles de Santo Domingo, mientras la población está durmiendo.

“Yo creo que en este momento los policías son eficaces: están llegando al mismo tiempo que el delincuente a la escena del crimen; se han detenido varias personas”, dijo.

Señaló que las patrullas que se envían a las calles, con el apoyo logístico de las Fuerzas Armadas, han sido extraordinarias en la persecución del crimen y, hasta ahora, se ha registrado una reducción en la ocurrencia de crímenes y delitos.

Sin embargo, dijo que todavía hay muchas actividades programadas y muchos planes que darán a conocer en su oportunidad.

El jefe policial agradeció a los medios de comunicación por unirse en esta celebración del día de San Judas Tadeo.

“Nuestra misión en este momento es solamente ese homenaje a los hombres y mujeres de la Policía y quisimos concretizarlo ese homenaje a esa familia (Portorreal) en uno de los policías caídos en el cumplimiento del deber”, expresó.

De su lado, el secretario de Interior y Policía dijo que los policías destinados al capítulo de Niños, Niñas y Adolescentes se les pagará tres veces el salario mínimo.

Explicó que otros agentes que pasan a las áreas especializadas, como la prevención del crimen e investigación criminal, recibirán un mejor salario.

Reiteró que no se quiere una policía política, sino una institución profesional.

Señaló que los policías que estuvieron involucrados en narcotráfico e ingresaron a la institución fue una falla de los mecanismos de control.

Expresó que el mecanismo de control de entrada a la institución era “totalmente descontrolado”, pero que desde ahora el Consejo Superior Policial acordó establecer mecanismos seguros de control para los nuevos ingresos y los ascensos.

En su homilía, el capellán Angel Barroso dijo que se les ha dado la oportunidad a los miembros de la institución para que tengan acceso a la educación y se les está enseñando a compartir y convivir como auténticos amigos.

Expresó que el ejemplo es mostrado por el jefe de la Policía, quien es capaz de dialogar, consultar y sabe aceptar sus equivocaciones cuando las tiene. Favoreció que la Policía crea unos lazos y amistad con la sociedad.

Indicó que los policías de las esferas más bajas debe dársele lo mejor para ser que vivan “como auténticos seres humanos, con dignidad, con respeto y acceso para poder disfrutar de los derechos primeros del ser humano”.

Al final de la misa, el general Simón Díaz, relacionista de la Policía, leyó un perfil del cabo César Rafael Portorreal Vásquez, quien murió en el cumplimiento del deber en San Francisco de Macorís. Fue ascendido de manera póstuma a segundo teniente.

El Consejo Superior Policial, mediante resolución del 15 de octubre pasado, ordenó que se construyera una vivienda para su esposa e hijos.

Asistieron a la misa los ex jefes policiales Robinson Brea Garó, Enrique Pérez y Pérez, José de Jesús Morillo López, Alcides Rodríguez Arias, Luis Alberto Núñez Guzmán, Ramiro Matos González, Ramón Antonio Tejeda Báez y José Anibal Sanz Jiminián, entre otros. Sanz Jiminián es presidente del Consejo Nacional de Drogas y asesor policial del presidente Leonel Fernández.

Asimismo, el fiscal del Distrito Nacional, José Manuel Hernández Peguero; la secretaria de La Mujer, Gladys Gutiérrez, y el doctor Sergio Sarita Valdez, subsecretario de Salud Pública.