Política económica

La economía con estabilidad macro económica tiende a crecer. Existe consenso entre los economistas, que esta variable es necesaria, para que el Producto Interno Bruto (PIB), pueda crecer sobre un 6% anual. El Gobierno debería luchar por una política fiscal de equilibrio, donde los ingresos del Estado se igualen a los gastos, aunque lo ideal sería que fuera positiva.
El gobierno debería establecer parámetros económicos y lograr el consenso sobre los mismos, para que el presupuesto de la nación sea equilibrado. Balaguer tenía erarios equilibrados.
La administración pública adolece de controles que garanticen el manejo eficiente de los recursos institucionales. Es necesario crear un mecanismo que fiscalice la ejecución del presupuesto nacional, para realizar una evaluación anual y evitar algunos funcionarios malgasten el dinero sin objetivos precisos. El Poder Ejecutivo debería obligar al Ministerio de Economía a evaluar las labores de los organismos estatales, para cumplir con el presupuesto. Asimismo, que ese Ministerio exija que el presupuesto sea una herramienta de desarrollo económico; dando prioridad a las inversiones que tengan efecto multiplicador. El Presupuesto de 1996 era de RD$50,000 millones y 20 años después llega sobre RD$630,000 millones, donde la mayoría se malgasta, especialmente en el Congreso, y los millones que se queman en el subsidio eléctrico. El sistema eléctrico ha sido un fracaso de todos los gobiernos, después de la dictadura de Trujillo.
Nuestra balanza comercial es deficitaria, se necesita un Plan Estratégico, para producir divisas. La política económica tiene que estar orientada a la inversión, para crear riquezas e impulsar la educación pública e investigación racional. En educación pública se está invirtiendo el 4% del PIB, pero en Costa Rica invierten un 8.5%, Estados Unidos y Cuba un 12% cada uno. Hasta que no se eduque toda la población, para que sean alfabetos funcionales, es decir, que comprendan lo que leen, no habrá desarrollo sostenido de la población, aunque haya crecimiento económico.
El Banco Central hasta el 2004 llevaba el registro de la deuda externa, pero a partir de 2005 lleva ese registro el Ministerio de Hacienda y por eso es necesario hacer estimados, porque ese Ministerio no lleva el registro de la deuda pública en forma precisa y como se lo quitaron al Banco Central, ahora se estimó en un 49.5% del PIB en el 2015, pero la deuda externa pública podría ser mayor, porque el Ministerio de Hacienda no lleva con precisión los registros contables de la deuda externa, como lo llevaba el Banco Central.
El gobierno en el 2016 debería establecer, dentro de la política económica, un Plan de Producir Divisas, instituyendo un fondo para el financiamiento de los préstamos a largo plazo, para las exportaciones, porque actualmente, la banca no tiene recursos financieros, para financiar las inversiones de infraestructuras de las exportaciones en cacao, piña, mango, aguacate, bananos, carne, etc. Necesitamos crear una cultura de exportación, para competir en el DR-CAFTA.