Política estatal de viviendas es improvisada y coyuntural

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/335188BA-3523-4306-8418-C9F8B50BE8E9.jpeg

República Dominicana carece de un Plan Nacional de Vivienda que permita enfrentar el  déficit de 800,000 unidades, ya que la inversión del Estado ha sido volátil, no tiene visión de largo plazo y en muchos casos es improvisada según las circunstancias políticas del momento.

Así se establece en el informe “Política social: capacidades y derechos’’ realizado por la Oficina de Desarrollo Humano a solicitud de la Secretaría de  Economía, Planificación y Desarrollo (SEEPYD) y que   indica que los recursos de viviendas han estado concentrados en su  mayoría en las provincias con población de mayores ingresos.

Destaca además que  una parte significativa de   esos recursos se destina a  construcciones de clase media así como mejoramiento de los materiales de las viviendas, sin tomar en cuenta su vulnerabilidad y condiciones de servicios.

 Concentración

El informe revela que la inversión en el sub-sector viviendas en los últimos 20 años tiene una tendencia hacia la concentración  en la provincia de Santo Domingo y el Distrito Nacional y al aumento de la inversión, lo cual contrasta con la cantidad de unidades habitacionales nuevas que tiene una tendencia ponderada hacia la baja.

En el periodo 2005-2007, el  Instituto Nacional de Vivienda (Invi) había invertido RD$1,600 millones en la construcción de 2,418 soluciones habitacionales.

De este monto, el 46% se invirtió en el Distrito Nacional y la provincia  Santo Domingo, y de este porcentaje  el 37% se invirtió en un solo proyecto ubicado en el Distrito Nacional, el  “Residencial El Progreso”.

El informe destaca  que  el Gobierno está construyendo apartamentos en edificios en el Distrito Nacional, con valor promedio de RD$ 2.7 millones, cuya población objetivo puede acceder al financiamiento privado. “Estos costos son prohibitivos para la población que vive en condiciones de pobreza, que es también la que mayor demanda nuevas viviendas”, enfatiza.

Tras estas dos  provincias le siguen María Trinidad Sánchez y Duarte, cada una con un 9% del total de la inversión. 

Más pobres  En cambio,  cinco  de las provincias más pobres del país  apenas recibieron el 8% de la inversión total. Estas fueron Elías Piña, Monseñor Nouel,  Independencia, Azua y  San José de Ocoa.

 Mientras que 12 provincias de las 32 no recibieron ninguna inversión. Estas son Bahoruco, El Seibo, Pedernales, Santiago Rodríguez, Samaná, Dajabón, Salcedo, San Pedro de Macorís, Peravia, La Romana, Puerto Plata y Espaillat.

“Las pruebas estadísticas muestran que no hay ninguna asociación entre el nivel de pobreza en las provincias  y la inversión per cápita en vivienda”, establece el informe.

Destaca que la inversión está por debajo de lo necesario.

Estadísticas

El informe refiere  estadísticas del Invi en la gestión 2004-2008 se han construido 8,068 nuevas viviendas, entre el plan regular de viviendas y las construidas para los damnificados de las tormentas Noel y Olga. Mientras que  en particular a finales de julio de 2008 tenían listos para inaugurar 16 proyectos habitacionales para los damnificados de las tormentas Noel y Olga, y seis proyectos regulares de viviendas nuevas. A la fecha muchos  ya han sido entregados.

2006

En  2006 el sector público dedicó un 0.04% del PIB a la construcción de viviendas; “cifra que está muy lejos de la necesaria para ir reduciendo el déficit habitacional”.