Política monetaria, tasa de  interés y reactivación

El año pasado, cuando el escenario era de un grave choque externo petrolero, inflación importada y una política fiscal expansiva, las autoridades del Banco Central tomaron la vía correcta de aplicar una política monetaria restrictiva para reducir las presiones inflacionarias; pero tan pronto los precios mundiales se desplomaron se dio un giro de 180 grados y los instrumentos de política monetaria fueron llevados a un nivel inferior a los prevalecientes al inicio de los ajustes.

Uno de los principales instrumentos, la tasa que el Banco Central paga a los depósitos de cortísimo plazo de los bancos, el overnight, fue aumentado de 7% en febrero del 2008 hasta 9.5% en julio; sin embargo, entre finales de diciembre y marzo del 2009 fue reducido a 5%, es decir dos puntos porcentuales menos que el nivel mínimo del año pasado, y en el caso de los certificados del BC por ventanilla las tasas actuales son entre uno y dos puntos porcentuales inferiores a los niveles de febrero del 2008.

También como una forma de estimular al sector financiero a incrementar la cartera de préstamos se autorizó la utilización del 2% del encaje legal hasta un monto de RD$7,500 millones en préstamos al sector privado y RD$3,000 millones en bonos del gobierno.

Las medidas de política económica no surten efectos instantáneos, y así cuando se produjeron las alzas transcurrieron cuatro meses, desde marzo del 2008 hasta julio, para que la tasa activa promedio ponderada de los bancos múltiples aumentara de 15.28% a 21.50% en la actualidad, apenas han transcurrido tres meses, desde enero hasta abril, para que las tasas hayan descendido la misma magnitud, de 25.17% a 18.92%.

Con la evolución de la cartera también se advierte ese rezago, pues mientras al primer trimestre del 2008 los préstamos al sector privado estaban creciendo 32%, sin embargo transcurrieron dos semestres para reducirla a 16% y tres para culminar el 2008 con un crecimiento de 8%.

Es cierto que la cartera de préstamos al sector privado en el primer trimestre se redujo en RD$10,865 millones; sin embargo al 30 de abril esa tendencia había cambiado y el nivel de préstamos aumentó en RD$2,452.8 millones.

Las tasas de interés han respondido a las medidas  monetarias, hay suficiente liquidez en el sector financiero para quien no es rentable mantener 17.6 miles de millones en el overnight del BC al 5% anual, la cartera de crédito al sector privado aumenta consistentemente; por supuesto, la reactivación económica no es tarea exclusiva de la política monetaria, depende de la política fiscal y  de las decisiones de inversión del sector privado.