Políticos: ¡a bajar el lomo limpiando el desorden dejado!

Políticos: ¡a bajar el lomo limpiando el desorden dejado!

Mis cuartos pagados en impuestos y traspasados a los partidos me los están restregando en la cara al caminar o manejar y tener que mirar lo sucio y asquerosas que se ven las calles!… Hace unos días tuve que ir a Santiago –expresa Píndaro-, acompañando a mi alter ego Herminio-, y pensé que me iba a encontrar algo diferente… Pero el desorden visual es similar al de la Capital… Y, en la autopista, los pilotillos de seguridad estratégicamente colocados para prevenir accidentes, pasan casi desapercibidos para el que maneja, porque el disparate de afiches destemplados y propios de campañas de hace 20 años, cuelgan ya sucios y disparatados y distraen al más experto al volante”.

“Cartones de todos los colores parecen hacer creer al votante que las caras –todas parecidas con sonrisas fabricadas por Photoshop-, están promoviendo elecciones que, por demás, sobran y solo permiten hacer ricos a muchos ineptos que ni siquiera tienen la cachaza de rendir cuentas de en qué han utilizado lo recibido de la JCE, de acuerdo a como les exige la ley… Casi todos los aprovechadores enganchados a políticos han olvidado que las promociones deben estar encaminadas a transmitir un mensaje claro, que no se circunscriba solo a mostrar una dentadura fabricada y el nombre de determinado partido… Han olvidado que los esfuerzos deben estar encaminados a resaltar qué son capaces de lograr si son elegidos, y no lo buenmozo o buenamoza que luzcas para figureo de mal gusto… Quizás ahora –que la abstención sacude al más tranquilo y que la población en todo el país ha dicho que no le importa molestarse a participar de la más importante labor democrática de un sistema, que es el votar- se den cuenta que en mayo –que siempre ha llovido-, puede que haya una cruda sequía que provoque a muchos improvisados e inmaduros políticos inesperados dolores de cabeza y que, de seguro, no será justificado por el ya famoso y dañino cambio climático –comenta Herminio-”.

Puede leer: Carolina y sus 5 Patios de Arroyo Hondo

“Es una vergüenza que los partidos políticos –grandes y chiquitos- se hagan de la vista gorda –expresa Píndaro-, ante el sucio que dejan de su práctica hacia lograr un voto, cuando olvidan que los dos mil quinientos millones de pesos que están recibiendo para exhibir sus Photochopedas caras en cartoncitos de mal gusto, están destinados a una gestión que no es solo figurear, sino que –y para eso son los presupuestos-, al día siguiente –ganen o pierdan-, deben dedicarse a, delante de los mismos votantes que quisieron embaucar-, probarles que estuvieron ahí para servirles y, como primera gestión, para preservarles la limpieza de los ambientes que ellos han alterado visualmente…”.

“Alguien ha recordado lo que yo refuerzo –plantea Herminio-, de que casi todos los enganchados a políticos han obviado –quizás por desconocimiento total-, el que los planes de trabajo que han querido hacer creer a los votantes iban a desarrollar han sido ignorados en su comunicación y no han sabido ser apropiadamente mercadeados… Sin darse cuenta, jamás sirvieron de factores motivadores al votante joven, segmento de extrema importancia en esta etapa… Tengo la certeza de que aún una inmensa cantidad de jóvenes no conocen los programas que iban a desarrollar las caras en cartelones y vallas”.

“Herminio –exclama Píndaro-, no pierdas tu tiempo quemando neuronas en lo estéril de este tema… Simplemente, acompáñame a recordarle a cada uno de los políticos en la pasada campaña –sí, ‘pasada campaña-, de que ya es tiempo de demostrar que la limpieza evita contaminación física o visual, y utilizar parte de los cuartos de los que SÓLO TRES han justificado el destino que dio a ellos, y aún quedan casi 20,000 imitadores de políticos por dar la cara y demostrar que no han usado el dinero de nuestros impuestos en comprar jeepetas, o cualquier otro ‘antojo’, para darse un viajecito en un crucero o, comprar una tierrita por ahí… ¡Bajen el lomo limpiando el desorden dejado!”.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas