Políticos analizan pertinencia huelgas

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/2691918C-324E-4CC6-ABF0-BD629562B975.jpeg

LEONORA RAMÍREZ S.
l.ramírez@hoy.com.do
Los dominicanos tienen razones de sobra para hacer huelgas generales y otras protestas, debido al enorme peso de la deuda social acumulada, pero los grupos que organizan ese tipo de actividades deben modificar los métodos de lucha a fin de lograr una respuesta efectiva de parte de los gobiernos.

La reflexión es de Fidelio Despradel, un viejo dirigente de la izquierda dominicana, quien advirtió que en el país se ha abusado del referido recurso, debilitando con ello las luchas sectoriales y locales.

Pero el doctor Secundino Palacios, miembro de La Fuerza de la Revolución, entiende que de mantenerse los altos niveles de marginalidad, inequidad y corrupción que existen en el país, la ciudadanía protestará con métodos más violentos.

Al ser consultados en el contexto de la huelga general realizada ayer por el Foro Social Alternativo, en demanda de aumento salarial y de la modificación de la Ley de Hidrocarburos, coincidieron en que la indiferencia de las autoridades ante los reclamos sociales es un caldo de cultivo para las protestas.

Con relación a la necesidad de que se fortalezcan las luchas sectoriales, Despradel destacó como referentes de su tesis las reivindicaciones logradas por los campesinos que enfrentaban la depredación del medio ambiente en la provincia Monseñor Nouel, de la mano de la fenecida activista Aniana Vargas.

“Tenemos que alentar las luchas locales y la resistencia donde quiera que ella se manifieste, porque el problema de las huelgas generales es que para la gente pierden sentido cuando los gobiernos ni remotamente le hacen caso”.

Persistir en la lucha.   Despradel planteó que la sociedad dominicana debe mantener su sentido crítico y la capacidad de protestar, porque a su juicio lo peor que le puede pasar a un país es perder el sentimiento de resistencia, de rebelarse contra las injusticias.

Democracia a medias.   Palacios lamentó que en la democracia criolla la gente tiene derecho a hablar pero no se le escucha, puede reclamar reivindicaciones pero nadie le presta atención.

En tal sentido, dijo que  en éstos   40 años de democracia ha habido un  proceso creciente de empobrecimiento, marginalidad,  exclusión e impunidad, por lo que la ciudadanía se está dando cuenta que debe reclamar aunque se le esté creando un ficticio escenario de prosperidad.

 La lucha es el camino.  Si no se le dan respuestas profundas a los  graves problemas del país, en los próximos años, no importa quién sea el presidente, habrá grandes confrontaciones sociales porque los niveles de marginalidad de la mayoría de los dominicanos hacen insoportable su existencia.

“Como el crecimiento macroeconómico no se expresa en el bienestar de la gente, se irá acumulando un amasijo de problemas que darán lugar, indefectiblemente, a confrontaciones.

Palacios tiene la percepción de que no hay otro camino que no sean las protestas, si los gobiernos hacen su ejercicio de espaldas a la realidad.

Eso  provocará  grandes estallidos de violencia que, traerán como consecuencia  la búsqueda de respuestas por otros medios que no sean las huelgas, refirió.

Zoom

El Foro Social

Huelgas generales

El Foro Social Alternativo reúne a decenas de organizaciones populares  que reclaman, desde que se unieron en  2004, cambios en las políticas económicas gubernamentales, así como en los manejos inadecuados de los recursos del Estado. El año pasado la entidad realizó dos huelgas generales que paralizaron las actividades productivas.

Otras protestas

Durante este gobierno se han realizado alrededor de 1,500 protestas en todo el país.