Políticos y grupos sociales respaldan al Gobierno argentino

Poster contra los “fondos buitre”

Buenos Aires. EFE. Dirigentes políticos, empresarios, trabajadores, campesinos, estudiantes e intelectuales, entre otros sectores, respaldaron ayer al Gobierno de Cristina Fernández en la disputa que mantiene con los fondos especulativos tenedores de deuda argentina en mora, a los que denominan “fondos buitre”.

El oficialista Daniel Scioli y el opositor Sergio Massa, ambos aspirantes a la presidencia de Argentina en 2015, fueron los primeros en destacar el discurso de Fernádez, quien el viernes pidió negociar “justa y equitativamente” con los acreedores que no se avinieron a los canjes de deuda planteados en 2005 y 2010.

Esos acreedores, un 7 % del total, son los que ahora solicitan por la vía judicial en EE.UU. que Argentina les pague US 1,300 millones, deuda que con los intereses ascendería a 1.500 millones. “Las palabras de la presidenta fueron orientadas en el sentido de la voluntad de pago”, por lo que “permiten retomar el diálogo “para cerrar esta herida que ha causado tanto trastorno”, señaló Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires. Añadió que “la voluntad argentina expresada por la máxima autoridad, que es la Jefa de Estado, va a ser escuchada y se van a llevar adelante seguramente los próximos días reuniones de trabajo”. Por su parte, Massa, líder del opositor Frente Renovador (FR) afirmó que el mensaje de Fernández “marca una dirección correcta”, pero advirtió que habrá que hacer una tarea planificada y “seria” para llegar a un acuerdo.

Las palabras de la presidenta culminaron una semana de incertidumbre económica que comenzó con el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos en contra de la apelación argentina a una sentencia del juez neoyorquino Thomas Griesa sobre el litigio con los que el Gobierno argentino denomina “fondos buitre”. En esa sentencia, Griesa da la razón a los “fondos buitre” y obliga a Argentina a pagarles.

El fallo del magistrado estadounidense complica los desembolsos que Argentina debe hacer a finales de este mes a los acreedores que sí se acogieron a los canjes, ya que incluye las órdenes “pari passu (en igualdad de condiciones)”, por las que está obligada a pagar de manera simultánea a todos los tenedores de deuda.