Politólogo: es conveniente que partidos acudan sin alianza en las elecciones 2016

casa pld

El politólogo y consultor político Belarminio Ramírez Morillo expresó hoy que es conveniente para la democracia que las organizaciones políticas concurran sin alianzas para los niveles congresuales y municipales en las elecciones que están pautadas para el 2016.

Ramírez manifestó que resulta beneficioso tanto para los partidos grandes (PLD y PRM) como para los partidos pequeños concurrir con boletas propias en los niveles congresuales y municipales, ya que las estas alianzas de llevarse a cabo de manera total acelerarán el proceso de deterioro y deslegitimación de los partidos políticos.

“Los partidos grandes se benefician porque en parte pueden renovar sus boletas incorporando caras frescas, y los partidos pequeños se benefician porque pueden desarrollar sus liderazgos locales, y el hecho de que habrá una polarización Danilo-Abinader, hará que por rebote las candidaturas congresuales y municipales de los partidos pequeños reciban más votos de lo que realmente tienen, y de los que obtendrían si participan con candidaturas presidenciales propias.” manifestó.

Belarminio Ramírez Morillo manifestó que resulta beneficioso tanto para los partidos grandes (PLD y PRM) como para los partidos pequeños concurrir con boletas propias en los niveles congresuales y municipales.

Belarminio Ramírez Morillo manifestó que resulta beneficioso tanto para los partidos grandes (PLD y PRM) como para los partidos pequeños concurrir con boletas propias en los niveles congresuales y municipales.

 

Señaló que en algunas provincias y municipios se ha producido una serie pacto natural entre los liderazgos de un partido y otros que pone el terreno fértil para alianzas parciales.

El politólogo propone que ante el resquebrajamiento de las mayorías de los partidos y el déficit de liderazgo confiable tanto en lo nacional como en lo provincial y municipal, lo más saludable para el sistema democrático y para la propia partidocracia, es utilizar las próximas elecciones como escenarios para que emerjan actores políticos representantes de los diversos sectores de la sociedad.

Sugiere al PLD como principal fuerza política de la nación, abrir un espacio de diálogo con los partidos del Bloque Progresista, a los fines de que estos asuman la candidatura presidencial de Danilo Medina y presenten candidaturas propias para las alcaldías y el congreso en las mayorías de las provincias y municipio, ya que no tiene lógica en un escenario electoral que ya está prácticamente definido hacer una alianza que liquide a la mayorías de las organizaciones y al mismo tiempo deje como secuela un sacrificio de liderazgos en el partido grande que devenga en una crisis de repercusiones inmedibles de cara al porvenir.

Adujo que lo mismo pudiera hacer el candidato presidencial del PRM, Luís Abinader, ya que blindar boletas y cerrarles las puertas a los dirigentes y nuevos actores de la sociedad que con mucho esfuerzo vienen haciendo un trabajo, es un lujo que no puedan darse las élites partidarias en los actuales momentos.

Dijo que en la coyuntura que vive la democracia dominicana, la razón de las alianzas no debe estar en buscar unos cuantos puestos para amigos, familiares y allegados de los líderes y cabecillas de las organizaciones políticas.

“Las elecciones del 2016, veintidós años después de que se celebraran unas similares en 1994, es una oportunidad que se le presenta a los partidos para que justifiquen su existencia. La inmensa mayoría de los ciudadanos piensan que el amplio abanico de partidos que tiene un país tan pequeño como el nuestro, se debe única y exclusivamente a los beneficios que estos les generan a sus directivos. Por tanto, es un buen momento para que estas entidades justifiquen su importancia en la democracia, su razón de ser.” Reflexionó el politólogo.

“Las alianzas en el nivel de elección presidencial son saludables para la democracia y la gobernabilidad, puesto que cohesionan a las fuerzas políticas, económicas y sociales en la perspectiva de consensuar el plan de nación necesario para el desarrollo”, expresó.

Subrayó que en lo local,  las lianzas destruyen a los partidos políticos, ya que por un lado, sirven para cerrarles el paso a los liderazgos legítimos; y por otro lado, acobardan a los dirigentes, ya que resulta un riesgo muy grande aspirar, invertir esfuerzo, invertir tiempo y dinero, para que después les salgan con la noticia de que la organización apoyará a las candidaturas de otros partidos.