Poltrona SILLA CON AIRE SEÑORIAL

Un método muy común y clásico de decorar el hogar es a base de antigüedades, o por lo menos con un estilo que la  evoquen.

Las tendencias decorativas  propias de distintos períodos históricos se mantienen entre los estilos clásicos a la hora de decorar y muestra de ello es la  poltrona, un estilo de silla que seguramente hemos visto en muchas ocasiones.

La poltrona, un mueble  propio del siglo XVIII y muy visto en las monarquías europeas, sobre todo en la francesa, entra entre las piezas decorativas de época que le dan un aire refinado a la decoración.

La poltrona clásica  se podría recomendar para aquellas salas que tengan  una decoración en esta misma línea, tal vez algo afrancesada, de modo  que puedan encajar a la perfección, pues hay   casos en que su presencia podría considerarse desacertada.

Pero no tienes que renunciar a ella: ahora hay diseños de poltronas muy modernas que van bien en varios estilos decorativos, por lo que puede disfrutar de su elegancia y comodidad sin problemas.

Zoom

Varios diseños

Para escoger

Existe multitud de interesantes diseños, todos distintos… pero siguen teniendo  la misma base en común, por muchos años que pasen. La cómoda silla que nadie quiere dejar, en especial cuando se emplea en sentido metafórico, referida a un cargo o puesto de relevancia, ha sido, desde su invención a la fecha, fuente de inspiración para muchos diseñadores de muebles quienes la han paseado por diversos estilos desde el  barroco al vintage hasta llegar a los estilos más modernos, incluso los hay un tanto minimalistas. Casi todas tienen en común  un cómodo respaldo acolchado, elegantes brazos y cojines. Todas mantienen su aire señorial y la esbeltez propia de  una auténtica silla para  un gran rey.

La cifra

1720.

Fecha en la que apareció la poltrona. Fue diseñada  bajo el reinado de Luis XV. Existen diferentes tipos de poltrona: con “orejas”, que es el más común; María Antonieta, góndola, lambrequín, Montgolfière o Pompadour. El nombre lo define el diseño superior.