Pondera aprobación de ley contra delitos alta tecnología

El secretario de Estado y presidente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), doctor José Rafael Vargas, saludóa conversión en ley del proyecto contra crímenes y delitos de alta tecnología, la cual establece la persecución y condena a las personas que utilicen recursos tecnológicos para cometer crímenes en el ciberespacio.

“Indotel siente profunda satisfacción en el día de hoy, por la aprobación, en el día de ayer, del proyecto que sometiéramos al Congreso Nacional, que crea la ley de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología. Es una ley de suma importancia para el país, y al patrocinar esta iniciativa, sentimos cumplir una obligación tendrá repercusiones sumamente positivas para todos”, expresó Vargas.

Y añadió: “Queremos felicitar al competente equipo nuestro que se integró desde el primer día para lograr esta aprobación, encabezado por los licenciados Joelle Exarhakos, Biviana Riveiro y César Moliné. Asimismo, felicitar al sector externo que nos apoyó, encabezado por el general Claudio Peguero, la Lic. Judith Castillo, de Codetel, el Dr. Tomás Franjul, de Tricom, la Lic. Giselle Fernández, por Orange y la Dra. Claudia García por Centenial. Igual gratitud sentimos por la asistencia que nos brindó el Dr. Jaime Ángeles, abogado especialista en materia de derecho informático”.

Vargas sostuvo que “el éxito es del país. Ya contamos con una ley de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología”.

 “Nosotros saludamos y aplaudimos la aprobación de esta ley que consideramos sumamente importante y trascendente para el país, por la relevancia que han adquirido los delitos electrónicos en el mundo moderno”, enfatizó.

Señaló que el proyecto de ley es una iniciativa del Indotel que contó con el apoyo decisivo de los legisladores de las diferentes representaciones congresuales, lo cual agradeció profundamente a nombre del consejo directivo de la institución reguladora.

Precisó que los delitos y crímenes de alta tecnología no están tipificados en el Código Procesal Penal, lo que dificultaba la condena de las personas que cometen este tipo de infracciones.

Dijo que, no obstante, no estar tipificados en el Código, “se viven produciendo robos con tarjetas de créditos y otras tipificaciones electrónicas aprovechando las oportunidades que ofrece el ciberespacio”.

Al saludar la aprobación del proyecto sometido al Congreso por el Indotel, el doctor Vargas exhortó a instituciones públicas y privadas a prevenir crímenes y delitos contemplados en esta nueva ley para evitar las sanciones que ella misma establece.

El Senado convirtió en ley este martes el citado proyecto contra los crímenes y delitos de alta tecnología, que implica, entre otros, la clonación exacta de serie electrónica, informática o telemática, y la intervención de teléfonos privados.

La pieza legislativa, proveniente de la Cámara de Diputados, fue aprobada sin enmiendas, en segunda lectura, en base a un informe favorable presentado por el presidente de la comisión de Justicia, licenciado Francisco Domínguez Brito (PLD-Santiago). La nueva ley contempla los crímenes y delitos contra la confidencialidad, integridad y disponibilidad de datos y sistemas de información, que incluye, asimismo,  los Códigos de Acceso.

La pieza condena “el hecho de divulgar, generar, copiar, grabar, capturar, alterar, traficar, desencriptar, decodificar, o de cualquier modo descifrar, con intención delictuosa, los códigos de acceso, información o mecanismos similares, a través de los cuales se logra acceso ilícito a un sistema electrónico, informático, telemático o de telecomunicaciones, o a sus componentes.

Asimismo, en el artículo 5 la ley prevé penas para la falsificación de cualquier tipo de dispositivo de acceso al sistema electrónico y señala que esa acción ilícita “se sancionará con la pena de uno a tres años de prisión y multa de veinte a cien veces el salario mínimo”.

También, condena la clonación de dispositivos de acceso a sistemas de telecomunicaciones, que implica el acceso ilícito, con intención delictuosa, para la venta, distribución o cualquier otra utilización de un dispositivo de acceso a un servicio o sistema informático, electrónico, telemático o de telecomunicaciones.