Ponen a circular libro  PRD: Exilio y Repatriación

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/5CAE703E-C767-409C-B671-A5FD33635B5A.jpeg

JUAN PEREZ RECIO
j.recio@hoy.com.do
El licenciado Fulgencio Espinal destacó los aportes del Partido Revolucionario Dominicano para liberar a los dominicanos de la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo Molina (1930-1961).

Dijo que el espacio temporal que se llamó exilio antitrujillista fue canalizado orgánicamente a través del  PRD, legitimado en Cuba en la década de 1940, “lustros de grandes sacrificios, de ingentes esfuerzos por levantar las armas en la lucha liberadora de la patria sojuzgada por la tiranía.

 El ex  diputado habló anoche en la puesta en circulación de su libro “PRD: Exilio y Repatriación”, en un acto efectuado en el hotel Santo Domingo, en el que estuvieron  presentes los candidatos presidencial y vicepresidencial, Miguel Vargas Maldonados y José Joaquín Puello, y el presidente del PRD, Ramón Alburquerque.

También el candidato presidencial del Partido Alianza Popular, Pedro de Jesús Candelier.

Estuvo presentes también la ex secretaria de Educación  Ivelisse Prat Ramírez de Pérez, quien prologó y presentó la obra.

Ivelisse Ramírez destacando que en ésta los episodios relatados y glosados por su autor, son una exaltación a valores que la posmodernidad, el valor a la solidaridad, el de la abnegación, el de la fe en una causa, el de la estoicidad, el del sacrificio e incluso la inmolación y el del martirio. Expresó su deseo de que el libro sea leído y comentado por la juventud.

 Dijo que este  libro tiene en  un exorcismo, un testimonio y una propuesta.

PRD en el exilio

Fulgencio Espinal dice en su obra que los dirigentes del PRD en el exilio realizaron un verdadero apostolado, localizando los dominicanos descontentos que abandonaban el país, y se  radicaban en cualquiera de las comunidades antillanas, organizándolas como seccionales y suministrándoles orientación teórica mediate la revista mensual “Quisqueya Libre”.

 Dijo que  el libro “PRD: Exilio y Repatriación”, demadeja la conjura de fuerzas reaccionarias que malograron en ciernes el proceso democrático bendecido por el sufragio popular el 20 de diciembre de 1962, frustrado por la conspiración oligárquica del 25 de septiembre de   1963, descubriendo en medio de la crisis, el liderazgo excepcional de José Francisco Peña Gómez.