¿Por qué bajan las materias primas en el mercado mundial?

El oro se ha beneficiado esta semana de las previsiones que indican que la Reserva Federal de EEUU.
El oro se ha beneficiado esta semana de las previsiones que indican que la Reserva Federal de EEUU.

De los Servicios de Hoy

Los precios de las materias primas han caído a su nivel más bajo desde la crisis financiera. Pese a que el sector se ha visto afectado por el miedo por la ralentización del crecimiento de China, cada materia prima presenta su propia dinámica de mercado, según se hace constar en una trabajo que publica el diario Expansión.

Petróleo. Los crecientes signos de que seguirá habiendo un excedente de petróleo han provocado los nervios de operadores e inversores. Pero es China la que realmente asusta, al ser la que más ha contribuido al aumento de la demanda en la última década, por lo que una ralentización de la economía puede ser una mala noticia para el consumo de crudo.

La industria estadounidense de hidrocarburos no convencionales también ha mostrado mayor resistencia de la prevista, al igual que la producción de otros países que no forman parte de la OPEP. Por su parte, productores del cártel como Arabia Saudí e Irak bombean a niveles casi récord. Analistas de BMI Research señalan que un fuerte aumento de las apuestas de los hedge fund contra el petróleo ha “incrementado con creces la presión bajista sobre el Brent y el West Texas en las últimas semanas”. Aunque la demanda de crudo ha repuntado desde comienzos de año, no ha sido suficiente para absorber el volumen de suministro adicional. Los analistas cifran el excedente en la segunda mitad de este año en 2 millones de barriles al día.

Cobre. La demanda de cobre de China ha crecido entre un 2% y un 3% este año, por debajo de las previsiones iniciales de muchos analistas. Los hedge fund chinos hicieron caer el precio en enero anticipando ese cambio en la demanda. El metal marcó mínimos de seis años. Pese a que los analistas indican que el comercio físico en China se ha mantenido bastante activo, la demanda global es relativamente débil. El productor y operador de cobre Glencore dijo la semana pasada que los inventarios están en mínimos históricos y responsabilizó a los hedge fund de hacer caer los precios. Pero muchos operadores apuntan a una ralentización de la inversión en infraestructuras china, en especial en el sector eléctrico.

Aluminio. Los precios del aluminio se han visto afectados este año por las exportaciones desde China, y cotizan a su nivel más bajo en seis años. Pero pese a que los incentivos para los exportadores de aluminio chinos son menores, sigue habiendo un excedente de oferta porque ninguna firma quiere reducir la producción. El suministro global de aluminio aumentó más de un 10,3% en la primera mitad del año, según el Instituto del Aluminio. En China, aunque se han producido cierres, muchas fundiciones han incrementado su capacidad, y la producción en la provincia occidental de Xinjiang subió un 36,5% en julio. Los analistas prevén que la creciente producción del país obligue a cerrar a muchos productores occidentales, a medida que el país pasa de “cliente a competidor”.

Mineral de hierro. Los precios del mineral de hierro se han comportado mejor que los de los metales básicos en los últimos dos meses, repuntando alrededor de un 25% desde el mínimo histórico registrado principios de julio. La recuperación a los 56 dólares por tonelada llegó tras reducirse las exportaciones de Brasil y Australia. No obstante, los precios siguen un 22% más bajos este año según el Steel Index, mientras la oferta aún supera a la demanda.

Oro. El oro se ha beneficiado esta semana de las previsiones que indican que la Reserva Federal de EEUU no subirá los tipos de interés el próximo mes. El metal ha ganado un 6% este mes, impulsado por los inversores atraídos por su condición de refugio ante los altibajos en el mercado de valores.

Sin embargo, el oro se vio sometido a cierta presión el viernes, cuando algunos inversores liquidaron sus reservas de oro para ayudar a alcanzar las demandas de margen adicional en otro mercado. Los compradores se han ubicado principalmente en Occidente y en EEUU, lo que significa que los precios van a depender mucho del dólar.