Por qué no descuidar un diente con caries

dolor-de-muelas

Es posible que en principio no sientas dolor y a penas puedas ver un orificio en el diente, o que se rompa una pared sin causarte mucha preocupación. Pero más temprano que tarde te encontrarás con otros molestosos  síntomas derivados de la infección causada por caries.

Según el doctor Moreno en su portal web morenoclinicadental.com, cuando la pieza no es tratada a tiempo, la caries alcanza el nervio provocando complicaciones mayores.

Sensibilidad al calor o al frio. La debilidad del esmalte (capa exterior del diente) y la de la dentina (capa media del diente) producen un aumento en la sensibilidad del nervio ahora al descubierto del diente. Sentirás dolor al tomar agua fria, sopas, helados, etc.

Aparición de abcesos. Los abcesos son cúmulos de pus en la encía causadas por la entrada de las bacterias a la pulpa del diente. Si la infección empeora podría propagarse desde la raíz del diente hasta los huesos que lo sostienen. Además causan dolores de muelas intensos. Si la pulpa muere el dolor de muelas se detiene, pero aún así la infección continúa diseminándose y destruyendo tejido.

Para esta etapa una solución para salvar el diente es realizar una endodoncia. Sin embargo, el doctor advierte que cuando las situaciones son muy complejas la única salida es una penosa extracción.