Por un mareo hombre cae a rieles del Metro en parada Mamá Tingó; otro herido en el juidero

Sin título

Fue una subida de azúcar lo que provocó ayer la caída de José Alfonso Payano, de 55 años, a los rieles en la estación Mamá Tingó de la línea uno del Metro de Santo Domingo, cuando esperaba el transporte. Otro hombre resultó herido en el corre-corre.
Así lo confirmaron la doctora Lucrecia Vélez, coordinadora de Emergencia del Hospital Traumatológico Ney Arias Lora y el vocero de la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (Opret), Leonel Carrasco.
El ciudadano salió por su pie ayudado por una unidad del sistema 9-1-1 y los agentes de seguridad del metro. Un tren estaba cerca y tuvo que frenar de repente para prservarle la vida.
Otro que resultó herido y con múltiples golpes fue Felito Moreta Valenzuela, de 62 años, al caer sobre la escalera eléctrica, al ser atropellado por la multitud que corría despavorida luego del accidente.
En el caso de Payano, la emergencióloga explicó que fsufrió un mareo y que el impacto le generó un trauma craneal y herida de siete centímetros también en la cabeza, en el hueso occipital.
Informó que al paciente le realizaron una tomografía, cuyos resultados salieron limpios, pero que por la herida fue enviado al área de observación para ser revisado por el departamento de Neurocirugía. Anoche fue despachado, aunque médicos dijeron que estaría 24 horas mínimo.
“Está estable, consciente, según la tomografía, pero aún falta la evolución”, indicó Vélez a los periodistas que acudieron al hospital en busca de informaciones.
Explicó que el paciente tenía antecedentes de diabetes mellitus, y que su glicemia después del desmayo estaba en 146 miligramos, es decir, normal, pero que un mareo en la mañana puede darle a cualquiera.

En cuanto a Moreta Valenzuela, la médico señaló que tiene un trauma en el meñique de la mano izquierda, y tobillo del mismo lado. Fue dado de alta.