Por una cultura exportadora

Corea del Sur pasó de  una de las naciones más pobres del mundo a ser hoy miembro del famoso club de países ricos conocidos como el G-20 debido al desarrollo de una cultura de exportación.

El candidato presidencial del PLD, Danilo Medina,  favorece una estrategia de desarrollo que incorpore una cultura exportadora. Y propicia que las misiones diplomáticas asuman un liderazgo activo y dinámico en el fomento de las exportaciones dominicanas.

Conjuntamente a esa visión, hay que resaltar la necesidad de mejorar la competitividad de las exportaciones. Dentro otros aspectos, se resalta  la presentación de los productos dominicanos,  su empaque y el control de la calidad.

También es importante considerar el tema de la innovación. Corea ha sido uno de los países que más ha progresado en materia de registro de patente de tecnologías gracias a la dedicación de cuantiosos recursos a la investigación y a la innovación.

Entre los coreanos es común que se realicen acuerdos entre el gobierno y empresas privadas para hacer esfuerzos conjuntos destinados a propiciar que investigadores dediquen su talento para el desarrollo de nuevos productos, con nuevas tecnologías, que permitan competir en el mercado internacional. Ninguna nación puede desarrollarse en base a una estrategia de importación.

En los países desarrollados, como Corea del Sur, hay una gran preocupación por el tema de la competencia internacional en base al desarrollo de la innovación y la tecnología. Y Colombia, un país aunque con menor desarrollo, también tiene esa preocupación y eso explica que tenga un empresario dinámico y un crecimiento en sus exportaciones.

El Instituto de Desarrollo de Corea, mejor conocido como el KDI, propuso una estrategia de desarrollo de las exportaciones dominicanas, y ha recomendado  la creación de una estructura financiera para incentivar las exportaciones, así como la creación de una mesa de exportaciones dirigida al más alto nivel para monitorear su desempeño, como lo hacía el Presidente coreano de los años 70.

El fomento de una cultura exportadora  debe ser parte de una estrategia  nacional de desarrollo. Se requieren las transformaciones que permitan el diseño de productos, de calidad y a buenos precios, que sean del gusto del mercado internacional, pero también  de los mismos dominicanos. Y confiamos que Danilo Medina tiene clara esa concepción de desarrollo que el país requiere y necesita. Porque está dispuesto a corregir lo que está mal, a seguir lo que está bien y a hacer lo que nunca se hizo.