Por una Reforma Municipal como compromiso de Estado

FEDOMU

El pasado 6 de mayo este periódico, en su editorial Requisitos para un buen pacto, dedicó unas líneas a valorar la iniciativa de firma de un pacto entre el Poder Ejecutivo y los gobiernos locales, que busca establecer un conjunto de compromisos respecto a la ejecución de los objetivos y líneas de acción establecidas en la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) en relación con la administración local y que se enmarcan dentro del objetivo más general de búsqueda de una administración pública eficiente, transparente y orientada a resultados para su mejor contribución al desarrollo nacional.

Conscientes de que la puesta en marcha de los objetivos de la END requiere el concierto de acciones de todas aquellas instancias involucradas en una determinada política pública, desde la promulgación de la Ley 1-12, FEDOMU promovió la iniciativa de firma de este pacto con el Poder Ejecutivo, bajo la denominación de Pacto por la Reforma Municipal y el Desarrollo Local Sostenible, y que como bien señaló el Editorial del Hoy incluye la identificación de compromisos entre ambas partes, en este caso entre ambos niveles de gobierno, el Gobierno central y el gobierno local.

En este sentido, agradecemos la valoración positiva vertida por este periódico a la iniciativa, que supone un primer paso de un esfuerzo mayor del Estado dominicano para llevar a cabo una efectiva reforma municipal encaminada a mejorar la condiciones de gestión de nuestros gobiernos locales para estar en capacidad de dar respuesta a las aspiraciones de la ciudadanía y contribuir a un mayor y mejor desarrollo local.

Desde el Municipalismo dominicano y en función de los compromisos suscritos el pasado 24 de abril, podemos afirmar que actualmente y gracias al diálogo abierto con el Poder Ejecutivo, nos encontramos en un momento clave para la política municipal, en el que ha aumentado la conciencia de la necesidad de impulsar una reforma municipal como responsabilidad de todos, gobierno Central y gobiernos locales, para que desde la acción concertada y una misma visión de los problemas y soluciones requeridas para su superación, pueda avanzarse en la mejora de la administración local, a la luz del nuevo marco legal e institucional que han definido tanto la Constitución de 2010 como la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Además de estos compromisos, este diálogo abierto entre ambos niveles de gobierno nos ha permitido contribuir a diseñar un programa de acciones concertadas de apoyo a la mejora de la gestión municipal en el marco del Programa de Apoyo a la Sociedad Civil y las Autoridades Locales (PASCAL) financiado por la Unión Europea y coordinado por el Ministerio de Administración Pública.

Gracias a este programa, el conjunto de instituciones del Gobierno central que tienen relación con la gestión municipal fortalecerán en sus planes institucionales los programas de apoyo a los gobiernos locales en las áreas que tienen que ver con la planificación, gestión presupuestaria y financiera, gestión de recursos humanos, transparencia y rendición de cuentas, compras y contrataciones, permeado todo desde una amplia perspectiva de participación ciudadana.

En definitiva, a través de este trabajo conjunto de revisión y búsqueda de soluciones desde la integralidad, se está construyendo un verdadero compromiso de Estado sobre la política municipal, gracias al cual esta política podrá continuar un nuevo ciclo de desarrollo en seguimiento al ya iniciado en 2007 con la promulgación de la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los municipios.

En aquel momento nuestros esfuerzos se concentraron en renovar un régimen legal obsoleto anclado en los años 50. Ahora, con el horizonte establecido en la Estrategia Nacional de Desarrollo y la necesaria participación de los gobiernos locales en la consecución de sus objetivos, es hora de avanzar por una mejor implementación de esta legislación que buscó democratizar y fortalecer la acción del Gobierno en el territorio. Los requisitos están dados, entremos por tanto en este nuevo ciclo y apostemos juntos a la reforma municipal, porque nunca habrá una verdadera reforma del Estado que nos permita crecer como país si ésta no incluye el nivel municipal; no podemos olvidarlo.

El autor es Director Ejecutivo de FEDOMU.