Por unas navidades de concordia política

Esta es la transcripción de una Declaración del Foro Renovador del PRD:   La llegada de la Navidad debe ser motivo para el  receso del activismo político y de reflexión de las cúpulas de los grandes partidos, para que retornen el próximo año por el camino de los principios, de los estatutos  partidarios y de leyes que garanticen la democracia interna de esas organizaciones, básicas para el desarrollo social dominicano.

Hay realmente urgencia en que esas cúpulas reparen el deterioro institucional de éstos, abandonando de una vez por todas la intransigencia, el afán de controlarlo todo, las reservas masivas de candidatos, el clientelismo, la manipulación de los resultados de las primarias, la compra de votos, los fraudes de actas y otras prácticas “non sanctas”, dejando espacio al diálogo y las negociaciones en base a principios, respetando el peso de las mayorías las minorías y la proporcionalidad.

El PRD en particular necesita utilizar estas vacaciones  para restaurar la unidad perdida, recuperar la confianza pública y presentar candidatura atractivas, si quiere tener posibilidades ciertas de triunfo con vistas a mayo 2010.

Lamentablemente, la Ley de Primarias aprobada durante la última administración perredeísta fue declarada erróneamente inconstitucional, con  la activa participación de las cúpulas del PRD de entonces y de la JCE pasada y actual, y  ahora claman por la Ley de Partidos Políticos que la contiene.

El Foro Renovador del PRD hace un último y ferviente llamado a las cúpulas partidarias, para que se reúnan con espíritu de compañerismo y le busquen solución a las principales motivos de discordia; de manera que salgamos en enero todos unidos a buscar el triunfo, so pena de salir mal parados en  la cita electoral del próximo mayo, y a que discutamos en el marco del  primer Congreso anunciado, las bases ideológicas y las estrategias de un plan de nación creíble y progresista como el que requiere la angustiada sociedad dominicana.

Deben cesar las intransigencias, el autoritarismo las ambiciones desmedidas y separar a los corruptos, integrando al Partido y a las candidaturas congresuales y municipales líderes con credibilidad, así como fortalecer la formación política y administrativa de los dirigentes y militantes, para reconectar al partido con los sectores más progresistas y conscientes de la sociedad.

Se trata de ¡ahora o nunca!.  Si no aprovechamos el fin de año para ponernos en orden, no podremos enfrentar con éxito los retos del 2010, con vistas al 2012, condenando quizás para siempre al PRD por el que soñamos quienes invertimos nuestras energías a impulsar los cambios que requiere este país.

¡Feliz Navidad y Año Nuevo!!!