Powell expresa preocupación EU

http://hoy.com.do/image/article/8/460x390/0/4F60C185-9626-4688-AF7C-DD0681A593BC.jpeg

Colin Powell expresa a Shevardnadze su preocupación por revuelta

TIFLIS (EFE).- En conversación telefónica, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, manifestó ayer al presidente de Georgia, Eduard Shevardnadze, su preocupación ante la revuelta popular que sacude este país y le comunicó su próxima llegada a Tiflis. [tend]

El servicio de prensa de la Presidencia georgiana indicó que, en el curso de la conversación, Powell “prestó su apoyo a la dirección de Georgia y expresó su extrema preocupación ante el intento de romper el orden constitucional” en este país.

Según las autoridades georgianas, Powell se refería a la toma hoy por una multitud de opositores a Shevardnadze del Parlamento y la sede de la Presidencia, exigiendo la dimisión del jefe de Estado, así como a la autoproclamación de una de las líderes de la oposición como presidenta en funciones del país.

Powell señaló que viajará “próximamente” a Tiflis, añadió el servicio de prensa presidencial georgiano.

El ministro de Exteriores ruso, Igor Ivanov, en representación del Kremlin y de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) ya se ha desplazado hacia Tiflis, donde, según la diplomacia de Moscú, mantendrá consultas con todas las partes implicadas en la crisis.

Zurab Zhvania, otro líder opositor, ya ha confirmado que los políticos “rebeldes” están dispuestos a reunirse con Ivanov, mañana, cuando el Parlamento opositor tiene previsto convocar nuevas elecciones legislativas y presidenciales.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, también ha pedido, desde Nueva York, a las autoridades georgianas y a la oposición que intenten un “arreglo pacífico” de la explosiva situación.

[b]Intentan regreso ONU a Irak[/b]

NACIONES UNIDAS (EFE).- Estados Unidos y Gran Bretaña, como fuerzas de la coalición, tratan de allanar el regreso a Irak de las Naciones Unidas, un organismo al que atribuyen un “papel vital” y al que ofrecen una amplia colaboración en materia de seguridad.

Sin embargo, la ONU continuará fuera del país mientras la situación de inseguridad no mejore, tal y como declaró esta semana el secretario general Kofi Annan, quien decidió retirar a todo el personal internacional tras los últimos atentados.

El diagnóstico pesimista de la situación en Irak es compartido por otros países, como Francia, Alemania o Rusia, que quieren una mayor participación de la ONU en el proceso político, pero constatan el peligro de los últimos ataques y el descontrol en la zona.

En una reunión especial sobre Irak, los miembros de la Autoridad Provisional de la Coalición (CPA, por sus siglas en inglés) negaron que exista tal descontrol en materia de seguridad.

“Ante los comentarios de que la situación es alarmante, diría que es cierto que hay problemas muy graves de seguridad, sobre todo en el centro del país, pero estamos tomando medidas vigorosas para encarar esta situación”, aseguró el embajador de Estados Unidos ante la ONU, John Negroponte, en una reunión del Consejo de Seguridad celebrada el viernes.

Para argumentar su afirmación, Negroponte explicó que se han producido grandes avances en la restitución de la policía en Irak, a cuyas calles ya han regresado más de 55.000 agentes y a los que se unirá nuevo personal instruido por expertos internacionales.

El cuerpo de defensa de las instalaciones eléctricas y petroleras cuenta ya con 8.000 agentes, y pronto llegará a 40.000, mientras que los que protegen las instalaciones oficiales, educativas y culturales ascenderán en unos meses a 50.000.

En los servicios fronterizos trabajan 12.000 personas, que se ampliarán hasta 25.000 en unos meses, mientras que el ejército estará totalmente operativo en el 2004 con 35.000 soldados.

Negroponte aseguró que “la ONU debe desempeñar un papel vital en Irak”, y que su país “vería con beneplácito el regreso del personal humanitario de esta organización”, en cuyo caso se ofrece para analizar la puesta en marcha de medidas de seguridad adecuadas para el personal.