Praia Bar & Wine Lounge

Hace algunos años, a Mario Cabral se le ocurrió la idea de crear un lugar de diversión que tuviera un concepto moderno y acogedor. Para algunos, el sueño de este inquieto joven no parecía más que una locura, debido a lo ambicioso del proyecto que él quería.[tend] Sin embargo, Pablo no se amilanó, mas bien decidió tocar puertas y arriesgarse hasta concretar su anhelo. Tenía muy claro muchos de los elementos que deseaba encontrar en un bar o un lounge y que hasta la fecha, en la República Dominicana no existía. De esas inquietudes, y de la firme determinación de tres buenos amigos que se embarcaron con él en este proyecto, surge Praia Bar & Wine Lounge.

Debido a la amistad que le unía desde hacía muchos años a Pablo Mustonen, es el primer amigo a quien acude para proponerle sumergirse en la aventura de edificar un negocio de esta dimensión. Ya juntos, le presentaron la propuesta a Laura Rodríguez, quien aceptó asumir el reto junto a sus amigos. Para ese entonces, estos inquietos jóvenes ya conocían al arquitecto que tuvo a su cargo la responsabilidad de diseñar este espacio único, por sus características funcionales y modernas.

Con todo el andamiaje prácticamente listo para comenzar la construcción de un gran sueño, estos tres jóvenes contactan al cuarto integrante de esta odisea: Armando Haché, primo de Pablo y amigo de Mario, quien es ingeniero civil y supo interpretar al pie de la letra el diseño que había trazado el arquitecto Danilo Rodio.

Conformado el cuarteto, echaron a rodar todos sus esfuerzos para convertir en realidad uno de los lugares que más impacto ha causado en el mundo del entretenimiento de Santo Domingo en los últimos tiempos.

¿Cómo ha sido la experiencia de manejar un negocio entre cuatro amigos? Cuestiono, a lo que Pablo Mustonen responde: “Nosotros nos llevamos super bien, entre nosotros no hay ningún problema. Los cuatro nos complementamos y eso es muy importante. Laura es la única mujer en el grupo y para nosotros es como una hermana”.

[b]Pablo, ¿Qué significa Praia en tu vida?[/b][br]Algo de lo que me siento muy orgulloso. Me llena de satisfacción cuando alguien elige venir a Praia, entre tantos lugares de diversión que existen en Santo Domingo.

Praia Bar & Wine Lounge tiene capacidad para 500 personas y es un lugar ideal para eventos sociales como cumpleaños y eventos mercadológicos. Los domingos ofrecen una actividad denominada “Blue Sundaes”, que consiste en la colocación de diversos tipos de música. Ese día, los ejecutivos de Praia ofertan al público toda la diversión posible con un Disk Jockey distinto, pero además, siempre hay atracciones nuevas.

Los martes son dedicados a todos los que gustan de noches de trova. Los artistas tocan la música de cantautores como Pablo Milanés y Silvio Rodríguez.

En el aspecto personal, para Mario Cabral, Praia es una meta alcanzada que implica mucho sacrificio. Al respecto nos dice: “No es fácil, porque es muy agotador”.

Sin embargo, confiesa que se siente totalmente satisfecho con los resultados logrados. “Si yo tuviera la oportunidad de iniciar otra vez este negocio y lo haría todo igual”, afirma convencido.

Para Pablo Mustonen, mantener Praia posicionado en el gusto del público, y bajo los estándares de calidad a los que han acostumbrado al público, es tan difícil como el inicio.

Estos cuatro jóvenes están conscientes de que con la apertura de Praia, revolucionaron el mercado, pues hasta la fecha, en Santo Domingo no hay un lugar que ofrezca tantas atracciones juntas.

“Nadie pensaba que el diseño y el concepto pudiera funcionar”, comenta Pablo. Praia tiene un estilo influenciado por Europa y Miami, y quizás por el refinado buen gusto e innovado concepto, se ha convertido en un centro de diversión preferida tanto por dominicanos como por extranjeros que lo visitan.

Las vidas de Pablo y Mario cambiaron drásticamente desde que inauguraron Praia, pues ahora trabajan mucho durante las tardes y noches, para luego dormir durante el día. Esto implica desayunarse a las cuatro de la tarde y compartir un tiempo de calidad con sus seres queridos.

[b]¿Cómo ustedes visualizan a Praia en el futuro?[/b][br], les pregunto, a lo que Mario Cabral añade: “Nosotros tenemos corazón para trabajar en este tipo de negocio, nos gusta. El público tiene la confianza de decirnos o pedirnos lo que quieren oír y los complacemos, porque modestia aparte, creo que tenemos toda la música del mundo en Praia”.

El nombre Praia envuelve un concepto relacionado con elementos como el azul, la arena y las palmas. En portugués, Praia significa playa, por esa razón, en el frente del lugar existe una palmera y arena blanca que evoca un ambiente libre y al mismo tiempo exótico.

Praia Bar & Wine Lounge acaba de cumplir su primer año de operaciones y sus propietarios consideran que “ha llenado su cometido”. Al respecto, Pablo Cabral comenta que el simple hecho de que a las personas les guste y continúen asistiendo a Praia es algo que les motiva.

Para Pablo Mustonen, lo más importante es que el público ha aceptado con beneplácito el concepto de restaurante en el mismo lugar donde existe un bar y discoteca.

Y es que ese es uno de los aspectos en los que Praia ha innovado. Además de las atracciones que puede ofrecer este lugar por las noches en su bar y discoteca, también tiene un espacio destinado para que las personas puedan cenar y que posteriormente se integren a las otras áreas si así lo desean, sin tener que trasladarse a otro lugar.

El restaurante funciona desde las seis de la tarde hasta las doce de la medianoche, mientras que en el segundo piso la discoteca está abierta desde las seis de la tarde hasta el amanecer, todos los días.

La idea de los cuatro jóvenes fue crear un lugar donde las personas puedan llegar temprano y disfrutar cómo va cambiando el ambiente, a medida que avanza la noche.

La música va cambiando de intensidad. En el restaurante se escuchan melodías al estilo Launge, pero más tarde, en cada rincón de Praia se escuchan otros modernos ritmos como House, Hot Latino y Hip Hop.

El arquitecto italiano Danilo Rodio, uno de los colaboradores en el diseño de la Marina de Casa de Campo, fue el responsable de diseñar cada espacio de Praia. La decoración de interiores fue hecha por Jorge Luis Gutiérrez y un elemento muy importante en Praia, las luces, fueron estratégicamente confeccionadas y ubicadas por Elisa Ortega.

Básicamente, Praia recrea un buque encallado en una isla, por eso la arena. Por eso todo es muy transparente y en su construcción se utilizó una estructura como el metal. El blanco de sus paredes y de sus modernas sillas, tanto en el lounge como en el bar, se complementan con las luces de colores.

Una extraordinaria cava de ocho metros de alto por siete de ancho, impresiona a todo el que llega a Praia, dando la bienvenida al público que busca divertirse en un lugar especialmente concebido para satisfacer los antojos del público más exigente.

[b]PERSONAL[/b]

[b]Pablo Mustonen[/b][br]27 años[br]Administrador de Empresas[brSoltero

[b]Mario Cabral[/b][br]27 años[br]Mercadólogo[br]Casado con Patricia Núñez de Cabral[br]Padre de Mario Francisco Cabral Núñez

[b]Armando Haché[/b][br]32 años[br]Ingeniero Civil[br]Casado con Kim Alvarez de Haché[br]Padre de María Amelia Haché Alvarez

[b]Laura Rodríguez[/b][br]Soltera[br]Administradora de Empresas