PRD se hará respetar “a la buena o a la mala”

POR LOYDA PEÑA
Las nuevas autoridades del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), encabezadas por su presidente, Ramón Alburquerque, delinearon ayer su política de oposición al gobierno y advirtieron que se harán respetar por la administración peledeísta “a las buenas o a las malas”.

Esbozaron lo que será su programa de organización interna, para hacer del PRD un partido que respete sus normas y estatutos, y con personas calificadas para ostentar el poder con dignidad.

Durante el discurso que pronunció ante la XXII Convención Nacional Ordinaria en el Coliseo Teo Cruz que lo confirmó como presidente del PRD, Alburquerque afirmó que el gobierno del presidente Leonel Fernández y del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha sido coherentes con su naturaleza “retaliadora, abusiva, desconsiderada y simuladora”.

“Haremos una oposición como debe ser: útil, constructiva, propositiva, pero una oposición firme, porque no podemos nosotros decir que somos un partido de primer orden y dejar que abusen a los campesinos que fueron asentados por el gobierno de Hipólito Mejía, porque si nosotros toleramos que a esos campesinos lo saquen de sus tierras, el PRD no sirve para nada”.

Agregó que tampoco permitirán que se actúe contra los maestros, los médicos, los trabajadores de la salud; los despidos de ingenieros y agrónomos sin que se les paguen sus prestaciones ni que se “ultraje a los miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas”, como dijo, que se está haciendo en la actualidad.

“Vamos a crear un partido que va a detentar el poder, y por eso yo quise ser responsable del partido junto a ustedes por cuatro años, para construir una organización seria, de verdad, que nos tienen que respetar a la buena o a la mala”, subrayó Alburquerque.

También el electo secretario general, doctor Orlando Jorge Mera, se comprometió con la defensa de todos los grupos sociales, para lograr un país con menos desigualdades y más oportunidades para todos.

“Ya el pueblo dominicano quiere y exclama de un gobierno diferente, un gobierno que sí gobierne totalmente diferente a lo que está haciendo actualmente el presidente Leonel Fernández y el Partido de la Liberación Dominicana”, agregó.

Con relación al PRD, Jorge Mera aseguró dijo que las nuevas autoridades llevarán a la práctica el mandato estatutario de “cumplir y hacer cumplir” los estatutos y las decisiones adoptadas por los órganos de dirección del partido por todo militante, sin distinción de su posición o rango, y que erradicarán la indisciplina dentro de la organización.

“Nuestra renovación impulsa el porvenir de la nación. Estamos decididos a recuperar la confianza de la gente. El PRD quiere ser el partido de la sociedad. Un partido abierto. Un partido democrático. Un partido incluyente. Un partido respetuoso de la legalidad”, enfatizó.

EL ACTO

A la XXII Convención Nacional Ordinaria del PRD donde se confirmaron las nuevas autoridades electas de esa organización política, asistieron 4,900 delegados, de una matrícula de 4,466, según certificó la notario actuante Mireya Roque Estévez.

Los trabajos estuvieron presididos por la doctora Milagros Ortiz Bosch, acompañada de Geanilda Cruz como secretaria, ambas propuestas para tales fines por el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco.

Durante la Asamblea, se confirmó al ingeniero Alburquerque como presidente del RD, a Jorge Mera como Secretario General, y a Aníbal Duvergé, como secretario de Organización.

También a los 21 vicepresidentes y 21 subsecretarios generales electos por el voto universal en la Convención del pasado 12 de Junio, en tanto que la elección del presidente en funciones, así como la de 10 vicepresidentes, 10 subsecretarios generales y otros directivos, fue delegada al Comité Político.

La nueva dirección perredeísta fue juramentada por el presidente saliente, Vicente Sánchez Baret

En el acto estuvieron presentes, además de la directiva saliente, los ex presidentes de la República Hipólito Mejía y el doctor Jorge Blanco; el presidente del Senado, Andrés Bautista Alcántara, y una pléyade de ex funcionarios y altos dirigentes del PRD, entre los que figuran Rafael Calderón Eligio Jáquez, Hernani Salazar y Pedro Franco Badía

Entre los invitados internacionales estuvieron el secretario general de la Internacional Socialista (IS), Luis Ayala, el presidente de la Conferencia de Partidos Políticos para América Latina (COPPAL), Gustavo Moreno; Rolando Araya, presidente de la Internacional Socialista (IS) para América Latina, Mil Castro, del Partido Revolucionario de Panamá, y Carlos Fuentes, del Partido Revolucionario Independiente (PRI), de México.

Tanto Ayala como Araya resaltaron las potencialidades del PRD en el país, y la necesidad del fortalecimiento de esa organización política bajo la mística del fenecido doctor José Francisco Peña Gómez, y le auguraron su ascenso nuevamente al poder en las próximas elecciones.

Como maestros de ceremonia participaron el ex diputado Andrés Matos y José Luis Chávez.