Preadolescentes no deben recibir tratamiento para cambio de sexo

Preadolescentes no deben recibir tratamiento para cambio de sexo

Rafael García Álvarez

Para el psiquiatra y terapeuta sexual Rafael García Álvarez no es recomendable que a los preadolescentes se les apliquen tratamientos hormonales para cambiar de sexo, porque en esa etapa de indefinición podrían no estar definitivamente seguros de la decisión que desean tomar.

El especialista abordó el tema a propósito de que aumenta la tendencia en el uso de esos tratamientos en jóvenes que no se sienten a gusto con su sexo.

“Todas las experiencias que tenemos con los trans es que, por lo menos en Estados Unidos, es una especie de moda que aún siendo muy niños comenzar el tratamiento hormonal, no estamos de acuerdo con eso.

“Incluso hay asociaciones de psiquiatría que no están de acuerdo y consideran que la edad para consentir debe ser de 16 años en adelante, y después de dos años de tratamiento que nos permitan determinar si realmente esa conducta es lo que quiere ese adolescente”.

García Álvarez expresó, sin embargo, que independientemente de la inclinación sexual que muestren los niños o preadolescentes, es difícil prometer tratamientos que los hagan cambiar de parecer.

“Quien prometa que cambia la preferencia sexual de un hijo homosexual nosotros tenemos muchísimas dudas, los profesionales que manejamos las cosas de acuerdo a la regla consideramos que es falso, usted no puede hacer promesas porque no es verdad que nosotros podemos curar, tratar, a través de la Biblia, sino de lo que son las corrientes científicas que no chocan con nadie”.

Puede leer: Psiquiatra propone se imponga castración química a los pedófilos

Padres preocupados

El doctor García Álvarez afirmó que a la consulta del Instituto de Sexualidad Humana llegan con frecuencia padres preocupados por las inclinaciones sexuales de sus hijas, las que se consideran lesbianas aún sin haber tenido relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

En ese sentido dijo que, la mayoría de las adolescentes que reciben en consulta, sienten curiosidad por sus iguales y expresan que están abiertas a la curiosidad en ese contexto.

“Vienen muchos padres preocupados, por primera vez estamos viendo chicas trans, que son hembras pero quieren ser varones, aunque la casuística nuestra no es alta.

“Es una especie de moda, pero quienes trabajamos sexualidad no creemos en que le traje a mi hijo para que me lo cambie, eso no es ético violentar a alguien que tiene su preferencia para cambiarlo a otra, pero sí estamos abiertos a explorar a ver si es verdad ese deseo que tiene la adolescente, de ser lesbiana, trans o fluida”, afirmó.

La antigüedad de la homosexualidad

García Álvarez expresó que, aunque el tema de la homosexualidad genera mucha controversia, la preferencia sexual hacia las personas del mismo sexo ha estado presente por miles de años, y en la mayoría de las culturas.

En ese sentido expresó que todos los actos sexuales que se ven hoy día se hacían hace más de tres mil años, lo cual está registrado en diversas literaturas.

“En la cultura Mochica, por ejemplo, de Perú, y en los mismos aborígenes nuestros, había homosexualidad, se habla de bisexualidad, y que incluso individuos fueron quemados en la isla producto de su preferencia sexual, porque a la llegada de los españoles era la época de la Inquisición.

“La homosexualidad viene desde el origen mismo de la humanidad. De hecho, en Mesopotamia ya había matrimonio entre hombres, seis o siete siglos antes de Cristo.

“Y hace 2,600 años que se abrió una escuela para lesbianas en la isla de Lesbos, en Grecia, y Safo era una poetisa que tenía una escuela para el arte del buen amar, y todas esas mujeres o eran hetairas, prostitutas muy costosas, o lesbianas”.

Respecto a la bisexulidad explicó que se asume que esa preferencia ha sido sumamente frecuente en todas las épocas.

Con relación al rechazo a esas conductas, el experto plantea que la sexualidad cambia y se sataniza en la Edad Media, cuando la Iglesia pasa a dirigir el mundo, decide lo que es normal y lo que es anormal, aunque la Biblia habla de relaciones contra natura.

Y Moisés, cuando baja del monte, encuentra que hay una crisis en términos de liberación en las tribus que a él le seguían, entonces había que poner una contención a esa libertad sexual, expresó García Álvarez.

Los mitos sobre los dominicanos

Los imaginarios

  1. El doctor Rafael García Álvarez afirmó que sobre la sexualidad de los dominicanos, sobre todo de los hombres, se han tejido muchos mitos y fantasías sobre su superioridad amatoria respecto a sus iguales de otras nacionalidades. Esa construcción se fortaleció, a su entender, con el auge del sector turístico y la promoción encubierta de República Dominicana como paraíso sexual. De ahí sale la figura del Sankipanki, que primero ofrecía favores sexuales a hombres y luego también a las mujeres.
  2. Con relación a la forma en que socialmente se manejaba el tema sexual en el país, García Álvarez dijo que hay cambios del cielo a la tierra, pues se pasó del ritual de llevar al joven a iniciarse en un prostíbulo, incluso para comprobar que no era homosexual, hasta las relaciones abiertas de hoy, en el sentido de que la mayoría de las parejas jóvenes se entregan al sexo con más libertad y sin compomiso.

Publicaciones Relacionadas