Precio del níquel, Falconbridge, Bonao

DIONISIO SOLDEVILA
Mientras la Falconbridge recibe colosales ganancias por el níquel, su precio avanzó en la bolsa de metales de Londres a la espectacular cantidad de US$22,900 por tonelada; en la República de Quisqueya, los que reciben buenos o malos salarios para defender los intereses de los quisqueyanos disfrutan de reuniones muy televisadas en fríos salones (mientras el pavimento de las calles hierve por el calor) con excelentes banquetes y bebidas libres de costo.

¿En qué están los legisladores de Bonao, los síndicos de Monseñor Nouel, los altos funcionarios de pequeñas placas?

Mientras miles de ciudadanos se intoxican con la agresión al medio ambiente de las plantas de La Peguera y las escuelas (donde las hay) y los hospitales y las carreteras de la provincia, el agua potable, etcétera, etcétera dan lástima y enferman, un grupo de poderosos ve sus riquezas crecer a costa del sufrimiento de nuestro pueblo.

Como dijo Noriega (el norteamericano), Leonel es un presidente centrista, y de seguro que en su agenda no figura para nada exigir lo que le corresponde al país, porque entonces de centrista, pasaría a “populista”, el nuevo calificativa del que se pone de pie y por eso sería soñar el pensar que alguien pagado por el Presupuesto Nacional sea capaz de llamar a Falconbridge y hacerlo venir al país a rendir cuentas.

Los sindicalistas canadienses quieren una parte de la riqueza de la productora Inco y anuncian una huelga.

Frente a ese río desbordado de riqueza que produce el níquel, por ejemplo Cuba firmó un acuerdo con China para elevar su producción de 75 mil toneladas a 200 mil en los próximos años con importantes ventajas para las partes.

Y Quisqueya, ¿qué recibe, además de la contaminación y hoyos más profundos en las lomas de Bonao?

En Ecuador, el cirujano doctor Rodríguez, Presidente de la República, quien sustituyó a Lucio Gutiérrez cuando el pueblo se levantó contra sus engaños y lo puso a correr, exigió a la Occidental Petroleum de Estados Unidos, que extrae 200 mil barriles diarios de petróleo en Ecuador, un porcentaje de las ganancias extras por el aumento del precio del barril del carburante. Como siempre, Occidental Petroleum se negó y el Presidente Rodríguez suspendió el contrato y ahora Ecuador recibe todo el beneficio de los altos precios.

A ti Leonel te corresponde ahora defender las riquezas del país, que las necesita más que los canadienses. El níquel le pertenece a la República. ¿Te animas a actuar como el cirujano Rodríguez, presidente de Ecuador? Qué hace falta para que sigas su ejemplo porque, a pesar de lo hecho, sigue siendo el Presidente de Ecuador.