Prefieren deuda británica antes que la alemana

La deuda alemana a largo plazo vivió ayer un mal día por segunda jornada consecutiva. Los intereses que los inversores exigen a los bonos alemanes a 10 años superaron a los de la deuda del Reino Unido, algo que no ha ocurrido casi nunca desde el nacimiento del euro.

Salvo por unos días de 2009, hay que remontarse a 2000 para encontrar un momento en que los mercados exigiesen más intereses a Berlín que a Londres.

El tipo de referencia de la deuda alemana a 10 años se situó en el 2.19%, frente al 2.16% de la británica. El miércoles, la rentabilidad exigida a la deuda alemana experimentó su mayor subida en un solo día de la era euro tras la baja demanda registrada en una subasta de bonos a 10 años. Según datos de Bloomberg, escaló del 1.92% al 2.15.

El Tesoro alemán no logró el miércoles demanda suficiente para vender a los inversores los 6,000 millones de euros que se había puesto como objetivo, sino solo 3,644 millones. El banco central alemán se tuvo que quedar con la friolera de 2,356 millones. El porcentaje sin vender el miércoles es, según datos de Bloomberg, el mayor en una subasta de bonos a 10 años desde 1995.

La cifra

3,644 millones de euros.  Fue lo que vendió el Banco Central Alemán de una subasta en la que se proponía colocar 6,000 millones de euros, lo que ha agravado la crisis.