Pregúntale a la interiorista

¡Hágalo usted mismo!

El “hágalo usted mismo” invita al consumidor a que él mismo construya, remodele y decore su hogar (CNN, 2008). Un artículo académico que se publicó hace treinta años comentaba cómo el movimiento “Hágalo usted mismo” (en inglés: Do it yourself) tenía tantos adeptos que había reformulado cómo se vendían los productos.

Las tiendas pasaron de vender una silla a ofertar la misma sin ensamblar y las ferreterías a vender las máquinas y  herramientas para hacerlo. Desde entonces, esta fiebre no ha cesado.

En Holanda tomó otro matiz y llegó a referirse a movimientos de personas que se proponían hacer políticas para sí. Antes de Ikea, para el dominicano promedio el concepto de “hágalo usted mismo” resultaba más extraño que ahora. Por suerte,  somos parte de esta aldea global y podré presentarles algunos diseños de mueble muy  sencillos para que se animen a construirlo en el asueto venidero.