Premian maravilla de la construcción de Suecia

26_08_2015 HOY_MIERCOLES_260815_ Economía2 E

De los Servicios de Hoy.

Un 27 de agosto de hace diez años se inauguraba el rascacielos Turning Torso, ubicado en la ciudad sueca de Malmö. Proyectado por el arquitecto e ingeniero civil Santiago Calatrava. Ha sumado a sus reconocimientos el premio 10 Year Award, que acaba de ser concedido por el Consejo de Edificios de Gran Altura y Hábitat Urbano (CTBUH, por sus siglas en inglés) con sede en el Instituto Tecnológico de Illinois (Chicago). Este prestigioso galardón internacional reconoce el valor probado a lo largo del tiempo de un rascacielos para su ciudad y su entorno, así como el desarrollo técnico que significa y dimensión icónica del mismo, entre otros criterios.

Son muy peculiares las características de este edificio de apartamentos, que en un giro sostenido avanza 190 metros hacia el cielo y se convierte en una obra diferente a lo anteriormente conocido.

Según publica Ignacio Ortiz en el diario español El Mundo, el comienzo estriba en un flechazo, que trae consigo un sueño arquitectónico. Johny Örbäck, entonces director de la promotora sueca de viviendas HSB, vio en un catálogo una escultura de Calatrava de cubos que representan el movimiento de un torso respecto de la columna vertebral.
Gratamente impresionado, le trasmite al arquitecto valenciano su deseo de transformar ese concepto de movimiento corporal en arquitectura. Para materializarlo se configura una torre formada por 9 cubos que rotan desde el primero hasta el último un total de 90 grados.

Tiene un total de 54 plantas, a razón de cinco por cubo, a las que hay que añadir una intermedia más pequeña que sirve de unión entre los bloques.