Premio a Angela Hernández

La escritora Angela Hernández Núñez, autora de una exquisita producción literaria que ha sido traducida a varios idiomas y elogiada internacionalmente, es la ganadora este año del Premio Nacional de Literatura, que otorga la Fundación Corripio en asociación con el Ministerio de Cultura. La valoración de la obra de esta escritora motivó una decisión unánime del jurado, compuesto por los rectores de importantes universidades del país. La galardonada es poeta, cuentista, narradora y novelista, y ha escrito numerosos ensayos inspirados en la mujer y la literatura. Entre las obras de Hernández Núñez que han sido publicadas figuran Onirias, Mudanza de los Sentidos (2001), Piedra de Sacrificio, Alicornio y La Secta del Cristianismo.
Varios textos de la inspiración de la ganadora del Premio Nacional de Literatura han sido traducidos al inglés, francés, italiano, islandés, bengalí y noruego y están incluidos en importantes antologías. La exquisitez de su producción la ha hecho merecedora de numerosos reconocimientos y es miembro de la Academia Dominicana de la Lengua. Hernández Núñez nació en Buena Vista, de Jarabacoa, en 1954. Es una apasionada del cine y la fotografía. Con esta premiación, la Fundación Corripio reafirma su compromiso social de estimular el talento creativo entre los dominicanos. Al premiar a esta autora, se reconocen sus grandes méritos literarios y sus inquietudes por la situación de la mujer.

El CMD debería  renunciar al paro

El Colegio Médico Dominicano está a tiempo de rectificar una convocatoria a huelga que le resta méritos a las demandas que la motivan. En este momento, el Estado ha enfilado amplios recursos humanos y materiales a la prevención de una epidemia de zika. El presidente del CMD, el aguerrido Waldo Ariel Suero, debería identificar en cuál casillero encajan mejor sus aptitudes y actitudes, si en el de médico o el de sindicalista.
Los médicos merecen una paga mejor que la que reciben. Eso no está en discusión. Su caso es el de todos los asalariados en este país. Pero este no es el momento para canalizar por la fuerza una demanda de aumento salarial. Primero lo primero. Lo justo sería deponer ese paro, sumarse a la prevención del zika y tomar la bandera del diálogo para gestionar aumento salarial. La salud de la nación está primero que todo.