Premio Nacional de Literatura

Poeta, novelista, ensayista, critico literario y educador de fecunda presencia en las aulas durante medio siglo, Manuel Matos Moquete ha sido escogido, “para honra de la Fundación Corripio y el Ministerio de Cultura”, Premio Nacional de Literatura 2019. Su vigencia en las letras dominicanas, basada en una sólida formación académica y fecundidad creativa llena con obras diversas un importante espacio en el conjunto de humanidades, cultura y saber, del país, sin dejar de pertenecer a un contexto más amplio como intelectual que trasciende fronteras, con doctorados y licenciaturas. Llega a la premiación que exalta con institucionalidad nacional sus méritos tras previos reconocimientos importantes, en confirmación también de su brillante carrera.

A más de autor de imaginación, Matos Moquete ha penetrado, en beneficio del conocimiento y uso del lenguajes del que todos disponemos, en las interioridades y claves del idioma, investigador de los modos de escribir con labor permanente en la educacion superior y participación en entidades afines que propugnan por el mejor uso de las palabras. El jurado del Premio Nacional de Literatura tomó a unanimidad la decisión de reconocer la encomiable trayectoria y aportes de este dominicano de excelentes condiciones intelectuales extendiéndole un motivo adicional para seguir trabajando en sus ámbitos para beneficio de la sociedad.

Cruel insistencia de   saqueadores

Se ensañaron sobre las víctimas mortales de un accidente de tránsito para despojarlas de sus pertenencias. La pérdida de conciencia y vidas permitió una vez más que emergiera la acción rapaz de gente desalmada. Acaba de ocurrir en una vía de El Maizal, de Esperanza, Valverde, sin que se trate de un hecho aislado. Lo más alarmante y ofensivo a la condición de pueblo civilizado que se acoge al respeto entre seres humanos es que tal indefensión puede despertar codicia entre personas comunes y corrientes en más de un sitio del país como ha ocurrido.

Se trata de actuaciones de mucho pesar para la sociedad que confirmarían con horror una locución latina: “El hombre es el lobo del hombre”. Pende sobre muchos humanos la posibilidad de sufrir por tal deshonra. Los autores del saqueo deben ser castigados.