Premios Emmy podrían traer muchas sorpresas históricas

Emmy

LOS ÁNGELES. Los premios Emmy, la celebración anual de la televisión estadounidense, siempre son un gran evento, pero la ceremonia del domingo por la noche podría llegar a ser gigantesco: tanto intérpretes como programas podrían establecer récords y conseguir cosas por primera vez en los 67 años de la premiación.

Es posible que Viola Davis, de “How to Get Away with Murder” o Taraji P. Henson de “Empire” sean las primeras actrices negras en terminar con el dominio blanco en una de las ternas más importantes de los premios y conquistar el galardón a mejor actriz de serie dramática.

“íTengo que ganar. Tengo que ganar para la historia!”, dijo una entusiasta Henson en mayo, cuando se le preguntó sobre esa posibilidad. Los asuntos de identidad de género, amplificados recientemente por Caitlyn Jenner y otros, probablemente serán una parte notable de la ceremonia del domingo, que se transmitirá en vivo por la cadena Fox y que será conducida por Andy Samberg. El astro de “Transparent” Jeffrey Tambor, considerado un favorito para el premio de mejor actor de comedia, podría ser el primero en ganar un premio Emmy por representar un personaje transgénero. Durante la entrega de los Emmy a los logros técnicos y de artes creativas del sábado pasado, Bradley Whitford recibió un trofeo como mejor actor invitado por interpretar a un travesti en “Transparent”.

La serie de Amazon compite por premios de mejor actor de comedia, guion, y otros premios. Una victoria la convertiría en el primer programa de estudios en línea en ganar los máximos honores para una serie. Otros programas que compiten por esa corona son las series de Netflix “House of Cards” y “Orange is the New Black”. Ambas son hermanas contendientes luego de que la Academia de la televisión reclasificó a “Orange is the New Black”, al pasarla de comedia a la categoría de drama.

“Transparent”, “House of Cards” y “Orange is the New Black” son contendientes en los premios que hasta hace pocos años eran un dominio exclusivo de las televisoras y los canales de cable. “Game of Thrones”, el programa con más nominaciones este año, podría tener un desempeño notable si gana el Emmy a la mejor serie dramática: “GOT”, como le dicen sus admiradores al éxito de HBO, sería la segunda serie de fantasía o ciencia ficción en obtener el premio después de “Lost” en 2005. Entre sus rivales está la última temporada de “Mad Men”, a punto de establecer un récord como la serie dramática más galardonada jamás, con un posible quinto premio.

A su reparto no ha ido tan bien, pues nunca ha ganado a pesar de nominaciones repetidas. Haciendo un último intento está el astro Jon Hamm, cuya interpretación de un asediado Don Draper lo han hecho ser nominado en cada una de las ocho temporadas del drama, junto con la nominada a mejor actriz Elisabeth Moss y la actriz de reparto Christina Hendricks.

Las probabilidades están a su favor, según Tom O’Neil, cuyo sitio de internet Gold Derby se especializa en predicciones de Hollywood y otros eventos. “El tema de los Emmy de este año es que, por fin, `Game of Thrones’ va a ganar. Por fin Jon Hamm va a ganar. Esta podría ser una de las entregas de los Emmy más populares porque los favoritos tienen la ventaja”, dijo O’Neil.