Preocupa presencia haitiana en el Nordeste

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/101E6892-6D35-4AD6-877E-D3A4E50B6E39.jpeg

POR FRANCISCO CALDERON
SAN FRANCISCO DE MACORIS.-
La presencia cada vez más numerosa de haitianos en esta ciudad y otras poblaciones del Nordeste ha generado preocupación en distintos sectores, luego de denuncias de que muchos de ellos se han integrado a bandas de delincuentes que se dedican a robos, asaltos a motoristas, a viviendas, violaciones sexuales y al tráfico de armas y drogas.

  Desde hace años es notorio lo que muchos han denominado “invasión pacifica haitiana”, con el arribo a esta ciudad de decenas haitianos que pasaron a desplazar la mano de obra de agricultores nativos en diversas fincas agrícolas.

  Más adelante se agregó el desplazamiento de la mano de obra de obreros de la construcción, con la integración de cientos de haitianos a esas labores.

  Se ha comprobado que muchas viviendas en construcción en las urbanizaciones Los Maestros, La Castellana, El Silencio, Andújar, entre otras, están ocupadas por familias haitianas, que viven en precarias condiciones.

  Muchas de esas viviendas a medio construir, al carecer de los servicios sanitarios como agua, energía eléctrica y hasta de seguridad, al no tener puertas ni ventanas instaladas, están ocupadas por los trabajadores haitianos y sus familiares.

  La mayor preocupación de la ciudadanía es la participación de haitianos en hechos delictivos, como asaltos, robos y asesinatos de motoristas, para despojarlos de sus motocicletas, y en residencias familiares.

  Hace poco la Policía apresó a los haitianos Chicho Francois, Orlando Santos y Fernando Pie, tras violar sexualmente a una menor de 16 años, luego de asaltar al novio de esta, identificado como Francisco Alberto Soltar.

  En la comunidad de Los Basilio, dos haitianos armados de pistolas, asaltaron la residencia de los espaciaste Bartolo Hilario Reyes y Jesús Almonte, quien sufrió un balazo en el hombro izquierdo.

  Los espaciaste fueron amordazados, atados y maltratados físicamente por los asaltantes, que se llevaron de la casa una motocicleta, una cadena de oro, 80 dólares, un celular, entre otros efectos.

  También, dos haitianos mataron a palos a un motoconchista del sector 27 de Febrero, para despojarlo de su motocicleta. Su cadáver fue encontrado en la comunidad rural de Güiza.

  Un compañero de labores del motoconchista ultimado, Teófilo Brito, reveló que fueron dos haitianos que abordaron a su colega en la parada de la avenida Bienvenido Fuertes Duarte, donde laboraba.

  En otros hechos, se ha informado de bandas de haitianos que se dedican al robo de motocicletas en distintas urbanizaciones de aquí. Además se involucra a ciudadanos haitianos en el tráfico de drogas y armas de fuego.

PORDIOSEROS

Otro problema lo constituyen los grupos de haitianos que deambulan por las calles céntricas de la ciudad, integrados por mujeres y niños, que se dedican a mendigar, y que, según denuncias, representa un lucrativo negocio para algunos sectores.

  La presencia de estas mujeres, jovencitas y niños es notoria día tras día, principalmente en las arterias comerciales comprendidas entre la calle Castillo con La Cruz, Sánchez, El Carmen y San Francisco, entre otros puntos.

  Se ha observado que diariamente una camioneta las distribuye en los distintos lugares donde ejercen esa actividad y, al caer la tarde, el mismo vehículo la transporta.