Preservemos el Instituto
Dominicano de Seguros Sociales

Jesús Feris Iglesias – Daniel Guzmán
Desde que inició el gobierno del PLD, el Instituto Dominicano de Seguros Sociales –IDSS- ha sido amenazado de desaparecer a pesar de que cuenta con una red nacional de centros de salud y con más de once mil empleados, entre ellos 2,500 médicos, los cuales están siendo pensionados.

El IDSS ha sido  favorecido por el marco legal vigente. Conservó su personería jurídica, patrimonio, carácter público tripartito y ha sido transformado en Administradora de Riesgo en Salud –ARS-, Prestadora de Servicios de Salud –PSS-, Administradora de Riesgos Laborales –ARL- y Administradora de las Estancias Infantiles –AEI-, por lo que puede convertirse en la institución líder del proceso de Reforma del Sector Salud. 

La ARS deberá asumir todas las funciones que le asigna la ley 87-01 y recibir los recursos económicos  por capitalización de la Tesorería de la Seguridad Social -TSS-.  Según  publicación de prensa, la ARS Salud Segura, contaba en esa fecha con 210,073 afiliados y 977 dependientes.

De lo anterior se desprende que la ARS no cuenta con un registro adecuado de titulares y dependientes, ya que no es posible que 210,073 afiliados solo tengan 977 dependientes. Corregir esta anormalidad  fortalecería sus ingresos.

Consideramos que Salud Segura deberá  contar con aproximadamente 630,219 beneficiarios y estaría recibiendo el ingreso anual de RD$3,740 millones, por lo que estaría  dejando de percibir RD$2,498 millones anuales. 

Como PSS cuenta con una  red de servicios bien organizados, con un sistema de referencia y contrarreferencia bien estructurado en el que funcionan los tres niveles de atención con servicios directos en las industrias y empresas.

Con programas de investigación bien estructurados y organizados, sería la ARS líder y estamos convencidos de que en la medida en que se desarrolle sería la preferida por los trabajadores y empleadores.

En el IDSS pudieran formar parte de la oferta normal,  cirugía cardiovascular, patologías crónicas,  trasplantes y otras.

Las estancias infantiles para atender a los hijos menores de  cinco años de edad de los afiliados, para lo que especializa el 0.10% del costo del SFS.

¿Reciben los recursos establecidos por ley? ¿Se ofrecen estos servicios a las empresas? Es necesario conocer cuántas estancias infantiles están funcionando, cuántos son atendidos y cuáles servicios están recibiendo.

La ARL se financia con una contribución promedio de 1.2% del salario cotizable a cargo del empleador,  y de acuerdo a informaciones, la TSS recaudó por seguros de riesgos laborales durante el 2007 RD $1,729.5 millones, y se ha señalado que cuenta con RD$5,000 millones en banco; sin embargo no sabemos cuánto han erogado por pagos a los riesgos laborales.

Como se ve, las fuentes de financiamiento están bien identificadas. Entonces,  ¿qué ha pasado con el Consejo Directivo que no ha transparentado el funcionamiento de esta institución? ¿Por qué no se  informa a los trabajadores  y patronos la utilización de estos recursos y se ajustan a lo que establece la ley?  La opinión pública deberá solicitar esta información.