Presidente afirma reforma busca evitar que vuelva  una dictadura

El presidente Leonel Fernández aseguró ayer en San Fernando, España,  que con la reforma constitucional que discute el Congreso Nacional la República Dominicana lo que pretende es garantizar que no  se vuelva atrás, a una dictadura, y que la democracia sea la forma de organización política de los dominicanos.

Dijo, además, que la nueva Constitución que discuten los asambleístas permite el tránsito de “un nuevo Estado liberal democrático, a la usanza del siglo XIX, a un Estado social de derecho en el siglo XXI”, al tiempo que permitirá pasar del liberalismo político, al constitucionalismo social.

“Es la modernización democrática y constitucional de nuestros tiempos”, precisó Fernández.

Aseguró que  en lo  relativo al tema de la nacionalidad, no se busca perjudicar a los haitianos que residen en territorio dominicano, pero aclaró   que a los dominicanos les asiste el derecho  de establecer las condiciones en que los extranjeros  pueden aplicar para nacionalizarse.

El mandatario hizo un paralelo entre los constituyentes de  Cádiz, quienes legislaron para una Constitución en el  1810, y los dominicanos que, dijo, garantizarán la libertad, el respeto a los derechos humanos, de manera que estos principios se conviertan en la cultura de todos los dominicanos.

“Con la reforma constitucional en marcha en el país garantizaremos un mejor futuro a nuestros hijos, a nuestros nietos, que podamos vivir en paz, en convivencia democrática y en forma civilizada, que es proyectar hacia este  siglo lo que, al fin y al cabo, aspiraron, anhelaron y desearon los constituyentes de Cádiz, reunidos aquí”, dijo.