Presidente cambia jefe de DNI y sub de OP

POR ELIAS RUIZ MATUK
El Poder Ejecutivo relevó ayer al director del principal organismo de inteligencia a su servicio y destituyó al subsecretario de Obras Públicas Carlos Polibio Michel Prebost, quien había sido suspendido por el titular de esa cartera.

Michel Prebost fue suspendido en medio de una controversia relacionada con las edificaciones que alojan la Suprema Corte de Justicia, la Procuraduría General de la República y la biblioteca de la universidad estatal. También dispuso relevos en dependencias de las Fuerzas Armadas.

Mediante el decreto 259-05 el presidente Leonel Fernández sustituyó al mayor general Manuel de Jesús Florentino y Florentino como director del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI).

Mediante el decreto 260-05, Florentino y Florentino fue designado jefe de la reserva de las Fuerzas Armadas, en sustitución del vicealmirante retirado Francisco Manuel Frías Olivencia.

El mismo decreto desigan como jefe del DNI al mayor general Luis Damián Castro Cruz, quien se desempeñaba como presidente de la Comisión de Reforma de las Fuerzas Armadas.

Mediante el decreto 259-05, el presidente Leonel Fernández sustituyó al comandante de la Primera Brigada, general Héctor Liranzo, a quien nombró a su vez comandante de la Sexta Brigada del Ejército Nacional.

El general Ubaldo Reyes Fernández, que comandaba la Sexta Brigada del Ejército, en San Pedro de Macorís, fue designado en la Quinta Brigada de la misma institución, con sede en Barahona.

El general Juan Antonio Campusano López, que comandaba la Quinta Brigada, fue designado comandante de la Primera Brigada de Infantería del Ejército Nacional.

Mediante el decreto 261-05 el Poder Ejecutivo sustituyó al arquitecto Carlos Polibio (Kalil) Michel Presbot como subsecretario de Obras Públicas en Edificaciones y designó en su lugar al también arquitecto Jesús Antonio Musa.

Michel Prebost había sido suspendido en funciones por disposición del secretario de Obras Públicas, Freddy Pérez, quien le atribuyó haber desafiado su autoridad en asuntos relacionados con las edificaciones que alojan la biblioteca de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría General de la República. Michel Prebost, además, había puesto su cargo a disposición del Presidente de la República.