Presidente chino Xi Jinping llegó a Rusia para promover relación comercial

Moscú. AFP. El presidente chino, Xi Jinping, llegó hoy a Rusia, en su primer viaje al extranjero desde su investidura, para relanzar las relaciones económicas entre ambos países. 

El avión del presidente aterrizó poco antes de las 12H00, 08H00 GMT en el aeropuerto Vnukovo de la capital rusa, contactó un fotógrafo de la AFP.  

“El hecho de que Rusia, país amigo, haya sido elegida como primer destino de mi visita de Estado demuestra el carácter particular de nuestras relaciones estratégicas”, declaró Xi a la prensa oficial rusa.  

Investido presidente la semana pasada, Xi responde a la invitación de su homólogo Vladimir Putin, que viajó a China en junio de 2012, menos de un mes después de su toma de funciones. 

“Hoy día, las relaciones ruso-chinas están en pleno apogeo, y atraviesan el mejor período de su historia secular”, declaró a su vez Putin en una entrevista a la agencia oficial Itar-Tass.

En las dos últimas décadas, los intercambios económicos dominaron la relación bilateral. Moscú vendió a Pekín tecnología militar y espacial y petróleo, al tiempo que importaba masivamente productos de consumo chinos. 

“En los últimos veinte años, los intercambios comerciales bilaterales se multiplicaron por 14 y alcanzaron el año pasado la suma récord de 88.200 millones de dólares”, destacó el jefe de Estado chino.  

Una de las prioridades es elevar los intercambios a “100, mil millones de dólares de aquí a 2015”, y “desarrollar la colaboración estratégica”, añadió. 

Con motivo de la cumbre se firmará un acuerdo sobre el aumento de las entregas de petróleo a China, indicó el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, al diario económico Vedomosti.   “Actualmente suministramos 15 millones de toneladas por año, y 50 millones de toneladas no es un objetivo inaccesible”, declaró el presidente de la petrolera rusa Rosneft, Igor Sechin, a la cadena pública Russia 24.  

China “es un mercado prioritario”, añadió Sechin, allegado de Putin. 

“Los proyectos económicos reavivarán nuestros vínculos, que se estancaron los últimos años”, destacó en declaraciones a la AFP Serguei Sanakoiev, secretario de la cámara chino-rusa para la promoción del comercio de productos industriales de innovación. 

Rusia, que busca diversificar sus entregas de hidrocarburos fuera de Europa, quiere cerrar también un acuerdo que le permitiría vender a China cerca de 70, mil millones de metros cúbicos de gas en los 30 próximos años.  

El portavoz de la compañía rusa de gas Gazprom, Serguei Kuprianov, declaró a la AFP que podría firmarse un acuerdo durante la visita.  

Rusia y China firmarán también un acuerdo preliminar que permitirá a grupos chinos participar en el desarrollo del extremo oriente ruso, e invertir en la construcción de carreteras y en proyectos de telecomunicaciones, destacó Sanakoiev.  

Según Dimitri Trenin, del think tank Carnegie de Moscú, Pekín buscará con esta visita reforzar sus vínculos con Rusia para ganar estatura internacional. 

“Las relaciones de Pekín con Estados Unidos son complicadas, hay una ruptura con Japón, y las cosas no son fáciles con India”, comenta el experto a la AFP.  

También se espera que Putin y Xi hablen de Siria, del que los dos países son aliados, y de Corea del Norte, que efectuó el mes pasado su tercer ensayo nuclear.