Presidente cree primero las elecciones y después el diálogo

22_01_2016 HOY_VIERNES_220116_ El País6 A

El presidente Danilo Medina consideró ayer que las condiciones no están dadas para convocar a un diálogo para debatir los problemas nacionales, como sugiriera el presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), monseñor Nicanor Peña.

Aunque calificó como “formidable” la propuesta, el mandatario consideró que hay que terminar primero el proceso electoral.

“Los pueblos que no son capaces de hablar no avanzan”, respondió al ser preguntado sobre el planteamiento. A seguidas se le preguntó si podría convocar ese diálogo, y respondió: “vamos a terminar este proceso; sabes que las condiciones no están dadas, terminemos el proceso”.

Recorrido. Medina respondió preguntas al término de un recorrido por Higüey, para verificar la construcción de obras.

Previo participó en la misa por el Día de la Altagracia y luego en el tradicional almuerzo en la casa del Arzobispado. Como edecanes estuvieron el obispo Peña, el senador Amable Aristy y su hija y alcaldesa, Karina.

El primer punto visitado fue el parque industrial de La Altagracia, sub-utilizado por solo una empresa y una oficina, funcionan.

La directora del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (Proindustria), Alexandra Izquierdo, explicó que existe un proyecto para usar espacios del parque en la construcción de un mercado y una plaza artesanal. Medina pidió conocer más detalles de la iniciativa, para apoyarla.

Luego el Presidente acudió al sector Villa Cerro, donde construyen dos puentes y el alcantarillado, que entregará en abril.

Posterior visitó la construcción del hospital general Nuestra Señora de la Altagracia, donde encomendó a que no se detenga y que amplíen la emergencia. Prometió analizar la demanda de que se agregue un centro materno infantil.

Dijo que las obras fueron demandas que los lugareños pidieron como puentes, el hospital, mejoramiento del suministro de agua y arreglo de las calles.
En su breve recorrido algunos higüeyanos vociferaban: “mírenlo ahora, que después no aparece”; “eso es por la campaña”.