Presidente de Costa Rica prohíbe culto a su nombre e imagen

El presidente Luis Guillermo Solís calificó el déficit como el “mayor desafío” que enfrenta la economía

Costa Rica. El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, emitió un decreto que prohíbe la inclusión de su nombre en placas en lugares de obras públicas, como inauguraciones de puentes, carreteras y edificios.

También dijo que no quería que su retrato fuera colgado en las oficinas del gobierno.

Solís, que asumió la presidencia el mes pasado, expresó que el culto la imagen del presidente era cosa del pasado.

La victoria electoral de Solís, un académico de izquierda, sorprendió al ser contra candidatos de los dos partidos que han dominado la política costarricense durante los últimos 50 años.

Su campaña se basó en la promesa de traer transparencia a la presidencia.