Presidente  de JCE cree necesaria Ley Partidos

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/4659B2F1-84B4-49B7-B2D6-5591B8336474.jpeg

El presidente de la Junta Central Electoral,  Julio César Castaños Guzmán, afirmó ayer que los cambios constitucionales en el régimen de los partidos políticos y  las nuevas  figuras legislativas y municipales de elección popular,  podrían quedarse en el plano enunciativo u ornamental si las leyes a que están sujetas no se aprueban antes del   15 de febrero. Aludía a la Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas.

El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), doctor Julio César Castaños Guzmán, afirmó ayer que los cambios constitucionales en el régimen de los partidos políticos, así como  las nuevas  figuras legislativas y municipales de elección popular,  podrían quedarse en el plano enunciativo u ornamental si las leyes a que están sujetas no se aprueban antes del   15 de febrero.

Señaló que  en lo inmediato se necesita una ley para la distribución de votos en la elección de los cinco  diputados nacionales y recordó que para la aprobación de las leyes   atinentes al régimen electoral requiere de una mayoría calificada de las dos terceras partes de los presentes en ambas cámaras legislativas, situación que afirmó, si bien asegura por la mayoría necesaria una amplia representación de las bancadas legislativas, no menos cierto es  que  esto podría ser eventualmente  un obstáculo para su aprobación oportuna.

“La JCE debe dar por el imperio de la ley la proclama electoral, no menos de 90 días antes de las próximas elecciones, vale decir, en esta ocasión, a más tardar el 15 de febrero, de donde se puede colegir  la probabilidad de que no votándose la legislación a que alude la Constitución en tiempo oportuno, se difiera para más adelante la aplicación de tan importantes disposiciones”, dijo Castaños Guzmán.

Agregó que la Carta Magna sustenta la conformación y funcionamiento de los partidos en la democracia interna y la transparencia, y los fortalece  cuando  habla de los representantes de la “segunda mayoría” de los partidos diferentes al de los presidentes de las cámaras legislativas.

“Es una verdad de a puño que de no materializarse la ley de partidos y agrupaciones políticas,  estas reformas podrían quedarse en el plano enunciativo u ornamental”, sostuvo.