Presidente define nueva Carta como garante de democracia

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/C1F66A2D-DE3B-4CD0-ACB9-16CCFF95147B.jpeg

El presidente Leonel Fernández afirmó ayer que en la nueva Constitución de la República se consagra una ampliación de los derechos fundamentales de los ciudadanos, se prohíbe el reintegro de oficiales y alistados a las instituciones militares y policiales, y se efectúan cambios significativo en el Poder Judicial y el Ministerio Público, los cuales, dijo, representan una garantía definitiva de que en el país “jamás se producirá un golpe de Estado”.

El acto de proclamación se hizo durante una ceremonia  en el Congreso Nacional ante la Asamblea Revisora, en cuyo escenario el jefe de Estado garantizó que el nuevo texto sustantivo “erige un muro de contención frente a aquellos que por las razones que fuesen intentasen hacer zozobrar nuestra democracia”.

 Esta apreciación en el artículo 73 que dice: “son nulos de pleno derecho los actos emanados de autoridad usurpada, las acciones o decisiones de los poderes públicos e instituciones o personas que alteren o subviertan el orden constitucional y toda decisión acordada por requisición de fuerza armada”.

“En otras palabras, lo que ese texto indica es que en la República Dominicana nunca más volverá a repetirse la amarga y trágica experiencia de septiembre del 1963 o por la que en estos momentos ha tenido que atravesar la hermana República de Honduras”, precisó  Fernández.

Sostuvo que gracias a la nueva Constitución, en  República Dominicana prevalecerá para siempre “la democracia, la libertad, la paz, la soberanía, la independencia y el respeto a la dignidad de nuestros hombres y mujeres, que fue lo que desde un principio soñaron nuestros padres de la patria, Juan Pablo Duarte, Ramón Matías Mella y Francisco del Rosario Sánchez”.

Al pronunciar un discurso ante  asambleistas, funcionarios e invitados especiales, dijo que en la nueva Carta se produce un salto cualitativo, al introducirse elementos propios de una democracia directa o participativa y que se consagra la iniciativa popular para presentación de proyectos de leyes ante el Congreso.

Destacó,   que la nueva Constitución  establece la figura del referendo a  fin de que el pueblo decida de manera soberana sobre cualquier asunto que sea sometido a su consideración. “En la Ley Suprema que hoy proclamamos ante el mundo, en este acto histórico y solemne, se produce una ampliación de los derechos fundamentales de los ciudadanos como nunca antes había ocurrido en la historia nacional”. Resaltó que es la primera vez que en la Carta Magna se consigna la igualdad de género. Citó el artículo 39, que dice que la mujer y el hombre son iguales ante la ley, que  también prohíbe cualquier acto que tenga como objetivo o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad de los derechos fundamentales de ambos y  establece que se  promoverán las medidas necesarias para garantizar la erradicación de  desigualdades y  discriminación de género.

Protección

Destacó que además de consolidar las libertades individuales,  el nuevo texto  consagra los derechos a la intimidad y al honor de las personas, a la propiedad intelectual, el de los consumidores, de seguridad alimentaría, de familia;  el derecho de los jóvenes, de las personas de la tercera edad y   discapacitados. Consideró de vital importancia   las nuevas disposiciones constitucionales que consagran el secreto profesional y la cláusula de conciencia del periodista, lo cual, dijo, ofrece a los   comunicadores la oportunidad  de hacer su trabajo con sentido ético e independencia de criterio.

Los beneficios para el sector justicia

Fernández destacó que en el sector Justicia se efectuaron cambios profundos y radicales, como la creación del Consejo del Poder Judicial, un organismo enteramente nuevo, que representa el órgano permanente de administración y disciplina de ese poder.

También resaltó el Presidente la creación del Consejo Superior del Ministerio Público, el cual constituye su órgano interno de gobierno, con las funciones de dirigir y administrar el sistema de carrera y ejercer el control disciplinario sobre representantes, funcionarios y empleados. Se instituye la Defensa Pública y asistencia legal gratuita y se amplían las funciones tradicionales del Consejo Nacional de la Magistratura. Para Fernández, la gran novedad del actual texto constitucional la representa la creación del Tribunal Constitucional, el cual viene a sustituir a la Suprema Corte de Justicia en las atribuciones que se le conferían de conocer las acciones directas de inconstitucionalidad de las leyes. Explicó que según lo consagrado en el artículo 185 de la nueva Carta Magna, dicho Tribunal será competente para conocer en única instancia de las acciones directas de inconstitucionalidad contra las leyes, decretos, reglamentos, resoluciones y ordenanzas, a instancia del Presidente de la República, así como de una tercera parte de los miembros del Senado o de la Cámara de Diputados y de cualquier persona con interés legítimo, jurídicamente protegido.

Justifica reforma

El jefe de Estado aprovechó la ocasión para defender ante la Asamblea Nacional Revisora el momento en que fue iniciado el proceso de reforma a la Constitución  y el proceso de consultas populares desarrollado a nivel nacional.

Dijo que al entrar al siglo XXI, el país estaba urgido de realizar por consenso una profunda reforma a la carta sustantiva, que permita consolidar su democracia mediante el fortalecimiento del Estado de derecho.  “Dotar a un país de una Constitución no es un acto caprichoso; es el resultado de la necesidad que exige la creación de un orden, de unas determinadas normas de conducta y de la fijación de los derechos correspondientes a la ciudadanía”, dijo el presidente Fernández  en su discurso antes de proclamar el nuevo texto que regirá a los dominicanos.  Recordó que a finales del año 2006, cuando comenzaron los preparativos para la consulta, algunos sectores se preguntaban para qué servía ésta.