Presidente dice gobierno no tiene gastos excesivos

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/9001591A-94C1-46E9-BCEF-AD178848EA15.jpeg

POR MANUEL JIMÉNEZ
El presidente Leonel Fernández rechazó anoche que el gobierno esté incurriendo en gastos excesivos como denuncian sectores empresariales y, por el contrario, anunció nuevos ajustes en el gasto público a partir del año entrante, para cumplir con las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En un discurso para anunciar al país la reforma fiscal que será sometida al Congreso Nacional, Fernández aprovechó también para desmentir a quienes critican el supuesto incremento de la nómina pública, así como los alegatos superfluos del gobierno.

En lo que se refiere al gasto público, explicó Fernández,  empecemos por decir que en junio del 2004, la nómina del gobierno central, excluyendo el Congreso Nacional, el Poder Judicial y la Junta Central Electoral, era de 317, 884 empleados. Sin embargo, agregó el mandatario,  a septiembre del presente año 2006, la referida nómina se situaba en 308, 424 empleados, es decir, 9, 460 menos que dos años atrás.

Expresó que de igual forma, la nómina de las instituciones descentralizadas y autónomas pasó de 41,235 empleados en el 2003 a 36, 887 en septiembre del 2006, esto es, 4,348 empleados menos.

Destaco que la República Dominicana es uno de los países de la región que menor porcentaje de gasto destina al pago de personal, muy por debajo de Honduras, Paraguay, Ecuador, El Salvador, Haití, Costa Rica, Bolivia, Perú, Nicaragua, México, Panamá, Guatemala y Chile. Fernández dijo, además, que  comparado con los demás países de la región, el gasto corriente es bajo en la República Dominicana.

Destacó, por otra parte, que los gastos de capital, desafortunadamente, se han reducido drásticamente, lo que  significa que el ajuste se ha venido haciendo a expensa de la inversión en infraestructura, lo cual es insostenible a mediano y largo plazo.

En un discurso retransmitido desde el Palacio Nacional por una cadena de radio y televisión, el mandatario dijo que el grueso de los gastos del gobierno se destina  actualmente al servicio de la deuda pública externa y los subsidios al sector energético.

Explicó que en el servicio de la deuda pública, la cual atribuyó a obra y gracia de la pasada gestión de gobierno, se ha incrementado de manera impactante, representando este año el doble de lo que se pagaba en los años noventa.

Dijo, asimismo, que pese a que en el año corriente, el monto presupuestado para el subsidio del Gas Licuado de Petróleo fue de  RD$2, 636 millones, al concluir el año se espera que el gobierno haya destinado a este concepto un monto cercano a los RD$5, 700 millones, casi RD$3,000 millones más que lo presupuestado.

Explicó que este incremento se debe a tres razones principales,  a que el gobierno decidió posponer el desmonte del subsidio al GLP para favorecer a las amas casa, al crecimiento de los precios de ese combustible  en el mercado internacional y a la práctica inequitativa del uso de GLP por parte del sector de transporte.  Dijo que en el caso del sector eléctrico, se había proyectado para este año transferir a dicho sector US$500 millones de subsidio, pero que el incremento de los precios del petróleo  obligó a tener que dar cerca de US$150 millones adicionales para mantener un servicio eléctrico que hasta ahora no ha logrado su sostenibilidad financiera, debido al bajo índice de recuperación de efectivo.

Dijo, sin embargo,  que a pesar de los ajustes en el gasto evidenciado tanto en el 2005 como en lo proyectado en el 2006, el gobierno ha mantenido un compromiso de proteger el gasto social y recuperar  los niveles perdidos durante la crisis de 2003.

Fernández destacó, de otro lado, que  cumpliendo con lo dispuesto en la Ley de Gastos Públicos de este año, el gobierno ha eliminado, desde el 30 de junio, el impuesto transitorio de 13 por ciento que había sustituido la desaparecida comisión cambiaria. Con esa medida, agregó Fernández, el gobierno ha eliminado del pago de ese impuesto a unos 3,200 productos importados, entre los que figuran los medicamentos, las carnes, pescado, leche, arroz, cereales, queso, huevo, legumbres, cacao, compota, hortalizas, tubérculos, frutas y frutos comestibles, plásticos, papel, cartón y productos editoriales y gráficos, artículos y aparatos de ortopedia, maquinarias, equipos, herramientas agrícolas e industriales, que representan un sacrificio, para el gobierno, de RD$2,348 millones.