Presidente expresa a afectados primero comida, luego obras

30_11_2016 HOY_MIERCOLES_301116_ El País5 A

Villa Isabela, Puerto Plata. -El presidente, Danilo Medina, visitó ayer este municipio y escuchó las necesidades expuestas por los afectados por las inundaciones provocadas por el desbordamiento de los ríos La Jaiba, Gualete y Caño de Miguel, cuyas aguas anegaron viviendas, escuelas, cultivos y el hospital municipal.
Visitó el centro médico e instruyó acelerar su ampliación y equipamiento.
Estuvo en las comunidades La Jaiba, Gualete, Laguna Grande, Gran Diablo y Estero Hondo.
Una de las demandas de los afectados por la riada fue la conclusión de un puente que, según dijeron, tiene veinte años en reparación.
Medina les explicó que el gobierno se enfocará primero en facilitarle la comida a la gente que no la tiene y luego empezarán a enfrentar los daños cuando finalmente pasen las lluvias.
“Vamos a enfrentar todos los problemas no solo aquí, sino en todo el país… mientras tanto hay que darle respaldo a la gente; la gente que no tiene comida ni cocida ni cruda, la gente que no tiene colchones; tan pronto como me vaya van a empezar a entregarles las ayudas”, indicó el gobernnante ante las solicitudes.
La carretera que comunica a los municipios Villa Isabela e Imbert presenta derrumbes que si continúan las lluvias, podrían afectar enormemente a esta vía.
En su recorrido para supervisar los daños causados por las inundaciones, el mandatario estuvo acompañado de Manuel Estrella, presidente de Acero Estrella; de los ministros Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y Obras Públicas, Gonzalo Castillo; el alcalde Luis Alberto Morrobel; la directora del Plan Social de la Presidencia, Iris Guaba, y el director de los Comedores Económicos, Nicolás Calderón.
Según Guaba, en el municipio entero, alrededor de 2,400 casas fueron afectadas por las inundaciones, de las cuales nueve fueron arrasadas por los ríos y al menos 20 resultaros con graves daños que posiblemente provoquen su destrucción.

En tanto, el director de los Comedores Económicos, Nicolás Calderón, dijo que el lunes distribuyeron 3750 raciones cocidas y 4000 crudas, casa por casa, a las familias afectadas.
Explicó que ayer distribuyeron seis mil raciones cocidas y en días reforzarán las raciones crudas. Aseguró que el reparto se mantendrá hasta que el pueblo retorne a la normalidad.
El alcalde Morrobel valoró la visita del presidente Medina, porque entiende que este municipio, que “ha sido severamente afectado por las inclemencias del tiempo y la naturaleza”, necesita la ayuda e intervención directa del gobierno central para salir a flote.

El hospital municipal está siendo sometido a una remodelación, por lo cual solo ofrecía consultas y servicios de emergencias. Su estructura quedó afectada por la riada y muchos equipos fueron dañados. Ayer solo se estaba ofreciendo el servicio de emergencia.
Quejas. Muchos se quejan de que las autoridades les han dado la espalda y no han puesto atención a sus necesidades.
Bertilia Acevedo Vélez, residente en la calle Juan Pablo Duarte, denunció que ninguna autoridad ha acudido a esa zona a revisar los daños ocasionados por las inundaciones y que tampoco han recibido ningún tipo de ayuda, por lo que clama al Gobierno.
Organismos del Estado como Obras Públicas, Plan Social y Comedores Económicos afirman que ejecutan acciones para aminorar la crisis de los residentes en Villa Isabela