Presidente haitiano resalta ayuda recibida de República Dominicana

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/7C477650-5D04-4420-B8B4-FA2D36FABC5B.jpeg

El presidente haitiano, René Preval, ponderó la contundente solidaridad manifestada por República Dominicana ante la gran tragedia que vive su país tras el terremoto del pasado martes 12 de enero y agradeció al presidente Fernández, al gobierno y al pueblo dominicano por haberse volcado en socorro de Haití. “El presidente dominicano, Leonel Fernández, ha sido el primero en presentarse y llegó con un gran contingente de apoyo.

Además de la importante cooperación humanitaria, se comprometió a ayudarnos en lo que ahora constituye una de nuestras prioridades que es reestablecer las telecomunicaciones, la energía eléctrica y la comunicación terrestre. Gracias a los esfuerzos del gobierno dominicano hemos comenzado a reestablecer estos servicios”.

Preval habló a la prensa haitiana e internacional al recibir la visita del secretario de Estado de Trabajo, doctor Max Puig, quien acudió a Puerto Príncipe con el propósito de  contribuir con la organización del apoyo que está brindando el gobierno dominicano y a expresar su solidaridad de manera personal en su calidad de amigo del presidente Preval.

Puig lamentó esta terrible tragedia y destacó el importante movimiento de solidaridad generado por el pueblo dominicano desde todas sus capas sociales. “Este amplio movimiento de solidaridad, encabezado por el gobierno dominicano, lo que quiere es que Haití logre superar sus actuales dificultades y pueda renacer de los escombros”.

Resaltó que el sismo del 12 de enero marcará un antes y un después en la historia de Haití. “Debemos esperar y trabajar para que pueda ser mitigado el dolor y reconstruidas las  instituciones”.

“Estamos convencidos de que este acontecimiento también significará el comienzo de un nuevo capítulo en las relaciones dominico-haitianas. La prueba más contundente de ello es la gran demostración de aprecio y solidaridad que el pueblo dominicano ha manifestado para con el pueblo haitiano en esta tragedia”.

Max Puig fue recibido por miembros del gabinete de gobierno que acompañaban al presidente Preval, quienes describieron que el terremoto provocó el desplome de más de un 30 por ciento de las edificaciones de Puerto Príncipe, el colapso de todos los servicios públicos y la desarticulación total de la administración pública central.

El sistema de seguridad quedo severamente afectado con la muerte de la mayor parte de los integrantes de la Guardia Presidencial, así como de los oficiales y agentes del principal Destacamento Policial de Puerto Príncipe. La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah) quedó prácticamente decapitada.

Algunas ciudades del suroeste haitiano también fueron devastadas por el sismo. Este es el caso de Petit Goave, Grande Goave, Leogane, Jacmel y Gonaïves.

Puig y su comitiva, compuesta además por Guadalupe Valdez, subsecretaria de Educación y el ex Ordenador Nacional Onofre Rojas, se trasladaron a la zona franca de Puerto Príncipe donde está ubicado el contingente de apoyo de República Dominicana, a través de instituciones como Fuerzas Armadas, Cruz Roja, COE, Defensa Civil, SESPAS, Comedores Económicos, Plan Social de la Presidencia, Comedores Económicos, unidades de bomberos y rescatistas de diferentes pueblos del país, empresarios y voluntarios particulares.