Presidente Obama realiza una visita sorpresa a Afganistán

El presidente Obama saluda soldados a su llegada a la base

BASE AREA BAGRAM, Afganistán. AP. El presidente Barack Obama llegó ayer a Afganistán para una visita sorpresa y afirmó que Washington mantendrá una presencia militar limitada en este país aun después de que concluya su campaña de combate a fines de año y llegue a su fin la guerra más larga librada por Estados Unidos. “Persistirá el compromiso de Estados Unidos con el pueblo de Afganistán”, expresó el mandatario estadounidense.

En un discurso ante militares norteamericanos en un hangar en la extensa Base Aérea Bagram, Obama declaró que la guerra ha alcanzado un punto crucial porque las fuerzas afganas han asumido la responsabilidad principal de la seguridad del país. Sin embargo, aunque en los próximos meses saldrán muchos de los 38,800 efectivos estadounidenses que están en Afganistán, Obama dijo que la continuidad de la presencia militar ayudará a proteger los avances logrados durante los casi 13 años de lucha.

“Después de todos los sacrificios que hemos hecho queremos preservar los avances que ustedes contribuyeron a ganar y vamos a garantizar que Afganistán jamás pueda ser utilizado de nuevo para lanzar un ataque terrorista contra nuestro país”, declaró Obama. Al menos 2.181 militares estadounidenses han fallecido en casi 13 años de guerra en Afganistán y miles más han resultado heridos.

Karzai no va.- El presidente afgano, Hamid Karzai, declinó una invitación para reunirse ayer con Obama en la base aérea de Bagraml, anunció un funcionario norteamericano. El mismo funcionario dijo no estar sorprendido por la respuesta negativa de Karzai, considerando la falta de tiempo para prepararlo dado que Obama llegó a Afganistán en visita sorpresa.