Presidente regional de Andalucía renuncia en medio de un caso de corrupción  

http://hoy.com.do/image/article/835/460x390/0/DE5D1D82-1587-403E-9682-3F8B2AB50868.jpeg

MADRID. AFP.  El jefe del gobierno regional de Andalucía, el principal feudo socialista de España, José Antonio Griñán, anunció hoy su renuncia al cargo mientras la justicia sigue investigando al partido socialista andaluz por un escándalo de corrupción.

“En el consejo de gobierno tras las vacaciones ¡en setiembre¿ haré efectiva esta renuncia que he querido hacer pública hoy una vez tomada la decisión”, explicó Griñán, tras cuatro años como presidente de la Junta de Andalucía, controlada ininterrumpidamente por los socialistas desde su creación en 1978. 

Desde su llegada a la presidencia andaluza en 2009, Griñán ha tenido que lidiar con un escándalo de presunta corrupción que ha erosionado la confianza de la ciudadanía andaluza en el partido, que llegó a perder las últimas elecciones de 2012 aunque consiguió mantenerse en el poder gracias a una alianza postelectoral.

El partido se ha visto salpicado por la investigación de un posible desvío entre 2001 y 2010 de dinero procedente de un fondo público para ayudar a personas y empresas afectadas por expedientes de regulación de empleo (ERE), que según algunos medios españoles alcanzaría los 136 millones.  

Sin embargo, la juez Carmen Alaya, instructora del caso, investiga si una parte de ese fondo podría haberse destinado fraudulentamente a personas y empresas próximas al partido que no habían sufrido un ERE o a comisiones para empresas que ejercían de intermediarios como sindicatos. 

En las últimas semanas, la investigación se acercó a Griñán, consejero de Economía y Hacienda de la Junta entre 2004 y 2009, tras la imputación de su antecesora en esa labor, Magdalena Álvarez, también exministra de Fomento española durante el anterior gobierno.   “Le puedo asegurar que no hay razones jurídicas para imputar al hoy presidente de Andalucía”, reivindicó Griñán este miércoles tras anunciar ante la prensa su renuncia que, según él, dará paso “a una nueva etapa en el parlamento andaluz”.

Griñán ya anunció el pasado 26 de junio su intención de no volver a presentarse como candidato a la Junta.   El gobierno socialista regional, con medidas como un plan para erradicar el hambre infantil o la expropiación de viviendas a los bancos en caso de desahucio, se ha convertido en el contrapeso político al programa de austeridad del gobierno conservador español de Mariano Rajoy.  

 En septiembre, Susana Díaz, que acaba de ganar las primarias socialistas andaluzas y es actualmente consejera de presidencia andaluza, lo relevará en el cargo.