Presidente somete diez proyectos ley en área económica

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/AE414617-3FDB-4058-A5DA-743C4E484485.jpeg

POR DIEGO PESQUEIRA
El presidente de la República, Leonel Fernández, sometió ayer al Congreso Nacional diez proyectos de ley, entre ellos los que proponen la recapitalización del Banco Central y la modificación de la Ley Monetaria y Financiera, como forma directa de contribuir a la estabilidad macroeconómica del país en el mediano y largo plazo.

Ambos proyectos forman parte de las exigencias formuladas por el Fondo Monetario Internacional.

La Ley para Recapitalizar el Banco Central, entre otras cosas, busca la solución integral del flagelo del déficit cuasifiscal heredado de la crisis bancaria del año 2003, y el consecuente fortalecimiento patrimonial del

Banco Central, en un período previsto de diez años.

La concepción del plan se sustenta en una Ley Marco, que establecerá los mecanismos legales y financieros para su efectiva implementación en el   tiempo, entre los que se destacan la flexibilidad en la determinación de los plazos de los bonos anuales, que permita compatibilizar los flujos y darle consistencia al plan de diez años.

Propone, asimismo, tasas de interés referenciadas al promedio ponderado anual de las emisiones de los instrumentos del Banco Central, con el propósito de que sean tasas de interés de mercado con rendimiento real positivo, de modo que la valoración de los bonos emitidos permita registros contables favorables que eviten la constitución de provisiones por parte de dicho organismo.

Además, opciones de negociabilidad en el mercado secundario de valores, en consonancia con los estándares prevalecientes a nivel internacional, con la idea de que en un futuro, si las condiciones lo permiten, puedan ser comercializados en dicho mercado. El perfil de estos bonos, precisa, representaría el flujo de recursos para el Banco Central por concepto de recepción del pago de interés de los mismos  desde el 2007.

Se contempla en el referido proyecto una escala de las transferencias que el gobierno deberá consignar anualmente en el Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos, por concepto del pago de los intereses de los bonos que hayan sido emitidos para recapitalizar al Banco Central.

El proyecto hace alusión a la tendencia instituida a nivel internacional de que el Estado, en su calidad de propietario de los bancos centrales, sea quien cubra las pérdidas de éstos mediante distintos mecanismos, entre los que se destacan la emisión de bonos para la recapitalización de los mismos y el traspaso directo de fondos.

En la actualidad el Banco Central opera con un déficit cuasifiscal que sobrepasa los 160 mil millones de pesos, según cifras oficiales.

El presidente Fernández precisa en comunicación enviada al presidente de la Cámara de Diputados, Julio César Valentín, que el proyecto de Recapitalización del Banco Central, es el resultado del compromiso asumido por el país en la quinta y sexta revisiones del acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El proyecto, sostuvo, define el tratamiento que se aplicará en lo adelante a los resultados operacionales del banco Central, así como la incorporación de un régimen de rendición de cuentas para garantizar en un marco de absoluta transparencia el cumplimiento de la Ley.

El proyecto otorga responsabilidades específicas a las instituciones involucradas en todo el proceso de recapitalización del Banco Central, como en lo que concierne a la solicitud ante la Secretaría de Estado de Hacienda del reconocimiento de la deuda pública interna de las pérdidas corrientes que se generen en lo adelante.

El Consejo de Deuda Pública, creado mediante la Ley 6-06 de Crédito Público, como el ente responsable de definir las estrategias y políticas sobre el sistema de crédito público vigente, aprobar el Reglamento de Aplicación del Proyecto de Ley. Según la comunicación de Fernández, el proyecto de Ley significa un gran paso de avance para la solución integral del flagelo del déficit cuasifiscal y el fortalecimiento del patrimonio del Banco Central.

LEY MONETARIA  Y FINANCIERA

Con relación  al proyecto de reforma de la Ley Monetaria y Financiera, número 183-02 del 21 de noviembre del 2002, el presidente Fernández, explica que es el resultado de la revisión concensuada realizada por la administración monetaria y financiera, compuesta por la Junta Monetaria, el Banco Central y la Superintendencia de Bancos, con la asesoría del FMI.

Dijo que se han propuesto reformas y modificaciones en cada uno de los títulos de la Ley Monetaria y Financiera, con el objeto de fortalecerla, creando un marco de mayor seguridad jurídica que permita una actuación eficiente y oportuna, confirmando  a la Junta Monetaria  como órgano superior y ente regulador del sistema monetario y financiero nacional.

También se busca fortalecer la autonomía e independencia.

Además, permitirá dotar a las autoridades de herramientas que eleven la confianza de los ahorrantes y depositantes en el país.

“Los temas objeto de esta modificación responden principalmente a la necesidad de continuar adecuando nuestro marco legal a las mejores prácticas internacionales en materia monetaria y financiera, así como cumplir con los compromisos asumidos por el Gobierno bajo los términos del acuerdo stand by con dicho organismo, en lo relativo a reformas del sector bancario y fortalecimiento institucional del sector financiero, incluyendo los  organismos regulador y supervisor de la administración monetaria y financiera”, apuntó.

OTROS PROYECTOS

Los demás proyectos sometidos al Congreso son el de competitividad e innovación industrial, el de concesiones de obras y servicios públicos, la ley general de las sociedades comerciales y empresas individuales de responsabilidad limitada, el que establece un régimen regulatorio para el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas (PYMES) y el de

reestructuración mercantil y liquidación judicial.

También, el proyecto de ley sobre prácticas comerciales en productos agrícolas perecederos, el que crea el consejo dominicano de cruceros y el que sanciona la práctica del polizonaje en la República Dominicana.

Las piezas fueron introducidas por el Senado y la Cámara de Diputados.

El gobernante en el mensaje que acompaña el proyecto sobre concesiones de obras y servicios públicos dirigido al presidente del Senado, Reinaldo Pared

Pérez, explica que el objetivo es dotar al país de un régimen legal moderno que facilite la realización de proyectos de infraestructura de alta necesidad nacional, mediante la participación privada a través de inversiones nacionales y extranjeras.

Además, fundamenta en que el Estado no dispone de recursos suficientes y con la oportunidad necesaria, para satisfacer las necesidades de construcción, rehabilitación y mejoramiento de las infraestructuras que les permita generar un desarrollo estructural y tecnológico sostenido”.