Presidente somete Presupuesto; privilegia Educación, Salud, FFAA

El presidente Leonel Fernández sometió ayer al Congreso, vía Senado, el proyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos del 2009, por un monto de RD$328, 999  millones, el cual contiene ligeros aumentos para las secretarías de Educación, Salud Pública, Agricultura y las Fuerzas Armadas.

  Figuran con asignaciones menores a las de este año, entre otras, la Presidencia de la República, la secretaría de Obras Públicas, la Junta Central Electoral (JCE) y la secretaría de Turismo.

El nuevo presupuesto de la Presidencia sería de RD$35,415.9 millones, inferior en RD$7,121 millones al de este año, que es de RD$28,294 millones.

El Poder Ejecutivo le asigna a la secretaría de Educación un presupuesto de RD$33,359 millones, que supera en  unos RD$6,570 millones al de este año, que es de RD$26,789 millones.

Asimismo, a la secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, le asigna un monto de RD$5,167.3 millones, para un aumento de RD$1,207 millones respecto al de este año, que es de RD$3,955 millones.

 A Salud Pública se le asigna para el 2009 la suma de RD$30,794.6 millones, que representa un incremento de RD$3,892 millones respecto al de este año, que es de RD$26,902 millones.

La secretaría de Agricultura figura con un presupuesto para el año que viene de RD$8,044 millones, que es superior en RD$1,464 millones al de este año.

Para la secretaría de las Fuerzas Armadas el gobierno consigna un presupuesto de RD$11,473.4 millones, superior en RD$1,852 millones al del 2008.

Reducciones. Además de la Presidencia de la República, a la secretaría de Obras Públicas le redujeron las asignaciones presupuestarias en RD$3,772 millones, ya que el presupuesto de este año para esa dependencia es de RD$23,670 millones y le asignaron para el próximo año, RD$19,898 millones.

 A la secretaría de Turismo le redujeron el presupuesto de RD$978.8 millones que ejecuta este año a la suma de RD$961 milones.

Estabilidad. En el mensaje anexo al proyecto, el presidente Fernández expresa que el nuevo Presupuesto fue elaborado tomando en consideración el mantenimiento de la estabilidad de la economía del país.

 Igualmente, la preservación de los beneficios sociales de los sectores más vulnerables, la crisis financiera internacional, la recesión de la economía mundial y el impacto de las limitaciones de los ingresos fiscales sobre el gasto público en el 2009.

Crecimiento. El jefe del Estado expresa que el gobierno espera que la economía dominicana crezca como máximo a una tasa del 3% en términos reales y en 10.57% en términos nominales.

 Mientras, el gobierno central calcula el promedio de la tasa de inflación para el 2009 en 7.3% y el de la tasa de cambio a RD$37.15% por US$1.0.

Médicos. El nuevo Presupuesto no consigna partidas para el incremento de los sueldos a los médicos, como habían advertido las autoridades. Mediante declaraciones recientes, el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, dijo que los técnicos del Congreso Nacional y del Colegio Médico Dominicano (CMD) explorarían las fuentes para sustentar el incremento que reclaman los profesionales de la medicina, que aspiran a un sueldo   mensual de RD$59 mil.

¡Sorpresa!

Para funcionarios, técnicos y comunicadores que siguen el acontecer del Congreso constituyó una sorpresa y un hecho insólito que el Poder Ejecutivo remitiera el proyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos al Senado a través de un mensajero, cuando lo tradicional es que lo lleven altos funcionarios del gobierno.

 Normalmente, el proyecto de Presupuesto es entregado directamente por el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, el secretario de Hacienda, el secretario Economía y otros integrantes del equipo económico al presidente de la cámara correspondiente.

Por lo regular, el sometimiento del instrumento para el desarrollo nacional es rodeado por gran aparatosidad de los altos funcionarios del gobierno central.

Esta vez todo se redujo a un mensajero de una oficina del gobierno que llevó un ejemplar del proyecto junto al mensaje del Presidente de la República.

También resultó inusual que el mensaje presidencial sea muy escueto, sin las explicaciones y detalles de costumbre.