Presupuesto de la nación será de 150 mil millones

El presupuesto nacional del año próximo llegaría a RD$150,000 millones y en él se establecería el aumento salarial para empleados públicos de entre 20% a 30%, dijo ayer el director de la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRES),  Rubén Peña Pichardo. Explicó Peña Pichardo que aunque el presupuesto de este año se estimó en RD$122,000 millones, se incrementará en casi RD$7,000 millones más, por lo que llegaría a RD$130,000 millones.

Dijo que el gobierno estima que en el 2005 tendrá ingresos de RD$20,000 millones más que en el 2004, como consecuencia de los nuevos impuestos creados con la ley de reforma fiscal.

Planteó que todavía el gobierno no tiene las cifras oficiales porque todavía se están analizando algunos aspectos, como es el reajuste en los sueldos de los empleados públicos.

Estimó que es apresurada la decisión de los senadores y diputados de disponer un aumento de sueldo en el gobierno.

Manifestó que existe un consenso de todos los sectores del país de que se necesita que la población recupere la capacidad de compra que perdió con la devaluación de la moneda.

Dijo que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) que gobernó hasta el pasado agosto tuvo la oportunidad de hacer aumento de sueldos porque disfrutó de un poder casi absoluto, pero nunca lo hizo, por lo que entiende que ahora no se debe forzar esa situación desde el Congreso Nacional.

Dijo que ya la ONAPRES recibió de casi todas las instituciones estatales las solicitudes de asignaciones para el próximo año.

Explicó que en los casos de las instituciones que no han enviado sus peticiones presupuestarias hasta el último tope que fue el viernes pasado tendrán que admitir los ajustes que hará su departamento.

Aseguró que el gobierno llegará a un acuerdo con los congresistas para la aprobación, sin contratiempos, del presupuesto del 2005.

Sostuvo que si el presupuesto no se aprueba en el Congreso el gobierno utilizaría el del año 2004 lo que le daría un excedente que podría manejar discrecionalmente.

El funcionario explicó que una serie de leyes han dado independencia presupuestaria a instituciones como la Suprema Corte de Justicia, la Cámara de Cuenta y el propio Congreso.

Planteó que una ley aprobada durante la transición entre mayo y agosto pasados, establece que los presupuestos aprobados por esas entidades no podrán ser modificados por el poder Ejecutivo, lo que entiende contradice la ley 531 sobre Presupuesto y la Constitución.

Dijo que el gobierno contempla llegar a un acuerdo con los congresistas al respecto para que no creen expectativas presupuestarias por encima de lo que podrán ser los ingresos.

Apeló a la sensibilidad de los demás sectores con autonomía presupuestaria en razón de que el poder Ejecutivo es que tiene la carga de la administración pública y la ejecución de los proyectos de desarrollo.

Peña Pichardo dijo que a la demanda de aumento presupuestario hecha por el Congreso, la Suprema Corte de Justicia y la Cámara de Cuenta, se suma una partida de 10% para los ayuntamientos.

Asimismo dijo que el gobierno de Hipólito Mejía dejó a la actual administración un sobregiro de RD$7,000 millones.

Además al asumir la actual administración encontró un balance desfavorable de RD$3,000 millones.

“Encontramos un total de ingreso de RD$81,000 millones y gastos, de cheques emitidos del primero de enero hasta el 13 de agosto de RD$84,000 millones, lo que generaba una diferencia de RD$3,000 millones aproximadamente”, subrayó.

Además, dijo en la Tesorería Nacional había RD$1,700 millones en cheques emitidos que estaban listos para ser entregados.

Dijo que las nuevas autoridades decidieron evaluar estos cheques para pagar de manera gradual, solo aquellos que justificaran cargas fijas, como sueldos, salarios, electricidad, teléfonos y  otros servicios.

Indicó que además en la Contraloría había solicitudes por RD$224 millones para pagar a suplidores.