Prevén baja en envío de dinero de inmigrantes a países pobres

Ginebra, (AP).- Una fuente vital de ingresos para las naciones pobres, el dinero que envían los inmigrantes a sus familiares, podría reducirse en el orden de 6% cada año debido a la crisis financiera mundial, dijo el viernes el jefe de la agencia de comercio de la ONU.

Supachai Panitchpakdi, jefe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, dijo que además de la disminución de remesas de parte de inmigrantes, las naciones ricas deberán de reducir sus inversiones en el mundo en desarrollo a consecuencia de la crisis mundial.

Agregó que la baja en las inversiones sería, sin embargo, menor a la caída de 40% prevista por la Organización para el Desarrollo Económico, con sede en París.

En muchas de las naciones en desarrollo, las llamadas remesas son uno de los factores más importantes para la economía, a veces superando incluso la ayuda internacional.

Supachai expresó que la magnitud de la baja sigue sin ser aclarada, pero estimó que sería de entre 1 y 6% para el 2009. Los envíos de dinero superaron con mucho los 300 mil millones de dólares en todo el mundo el año pasado, de acuerdo con el Banco Mundial.

Cada año, los mexicanos envían miles de millones de dólares a sus familias desde Estados Unidos, en tanto que filipinos e indios inyectan fondos muy necesitados para sus economías.

En naciones como Haití, Honduras, Líbano y Moldavia, alrededor de la quinta parte del producto interno bruto proviene de envíos de fondos.

“Con seguridad veremos nuevas crisis de duda, pero no como suele ocurrir en naciones pobres sumidas en deudas, sino en países desarrollados o economías en transición”, dijo Supachai durante un encuentro de la junta de desarrollo y comercio del organismo.