Prevén habrá recesión en 2009 en los países desarrollados

PARIS. AFP. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé una recesión en 2009 en los países desarrollados, desde Estados Unidos hasta la Eurozona, pasando por Japón, con una continuación de la crisis financiera hasta el final del año próximo, un mayor desempleo y una fuerte baja de los precios inmobiliarios en Europa.

La recesión y su impacto en el comercio mundial haría que los países emergentes resulten más afectados de lo inicialmente previsto por la crisis, estimó la OCDE en un informe difundido el jueves.

Estados Unidos conocerá una recesión en 2009, con un retroceso de 0,9% de su Producto Interno Bruto (PIB), antes de una recuperación en 2010; la Eurozona (15 países de la Unión Europea) también sufrirá el año próximo una contracción del 0,5% de su PIB, estimó la OCDE.

“La OCDE en su conjunto se encuentra actualmente en recesión y permanecería en esa situación un cierto tiempo”, declaró Joergen Elmeskov, director de política económica de la OCDE, en una conferencia de prensa al presentar sus estimaciones revisadas para Estados Unidos, la zona euro y Japón.  “Prevemos una recuperación gradual a mediados de 2009 con el crecimiento pasando por encima de su potencial hacia la segunda mitad de 2010”, agregó, explicando que hasta entonces “el desempleo aumentará en forma significativa”.  Según el informe, la OCDE, que reúne a 30 países desarrollados, tendría un crecimiento del PIB de 1,4% en 2008, antes de sufrir una contracción del 0,3% en 2009. Para 2010, el pronóstico es de recuperación, con un crecimiento de 1,5%.  Para Estados Unidos, prevé un PIB en alza de 1,4% en 2008, una caída de 0,9% en 2009 y una nueva expansión, de 1,6%, en 2010.

En la Eurozona, las cifras son de +1,1% en 2008, -0,5% en 2009 y +1,2% en 2010.

Para Japón, se espera un crecimiento de 0,5% en 2008, una contracción de 0,1% en 2009 y un crecimiento de 0,6% en 2010.

Alemania entra en recesión

Alemania entró en recesión, confirmaron cifras oficiales difundidas el jueves, mientras la OCDE alertó que las principales economías del planeta se enfrentan a una “desaceleración prolongada”.

La recesión en la primera economía europea y tercera del mundo y la noticia de que el gobierno estadounidense dejó de lado planes para comprar los activos hipotecarios “tóxicos” que desataron la crisis financiera mundial sacudieron el jueves fuertemente a los mercados.

Las bolsas de Asia retrocedían, Europa apenas levantaba cabeza y el precio del barril de petróleo se acercaba a los 50 dólares.

Antes de la inédita cumbre del G20 de países industrializados y emergentes este sábado en Washington, la prensa japonesa informó que el primer ministro de la segunda economía mundial, Taro Aso, ofrecería un préstamo de 100.000 millones de dólares a las naciones emergentes golpeadas por la crisis.  El Producto Interno Bruto (PIB) de Alemania disminuyó un 0,5% en el tercer trimestre respecto al anterior, tras una caída de 0,4% en el segundo trimestre, cumpliendo la definición técnica de recesión, dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.  Tras conocer las cifras alemanas, el grupo de investigación Capital Economics sostuvo que “la economía mundial se encamina hacia su peor recesión desde los años ’30”.  

La OCDE, el club de los 30 países más ricos, pronosticó por su lado que Estados Unidos registrará una contracción económica de 2,8% en el cuarto trimestre de 2008.