Primera Dama dominicana ya está en Roma; representará al gobierno en toma de posesión del Papa

La Primera Dama de la República, Cándida Montilla de Medina, llegó hoy a Roma, Italia, en cumplimiento de la Misión Especial encomendada por el presidente, su esposo, Danilo Medina, para representar al Gobierno dominicano en los actos solemnes de toma de posesión de su Santidad Francisco.

La misión, designada por el presidente Danilo Medina, mediante el decreto número 80-13,  está integrada, además, por el ministro de la Presidencia, José Ramón Peralta; el viceministro de Relaciones Exteriores, José Manuel Trullols y el embajador Extraordinario y Plenipotenciario ante la Santa Sede, Víctor Grimaldi, quien los recibió en Roma.

Montilla de Medina, junto a los demás comisionados, viajó este domingo, en el vuelo comercial  6646, de la línea aérea Iberia, que partió pasadas las 9 de la noche desde el Aeropuerto Internacional de las Américas, con destino a Madrid, España.

La Comitiva, encabezada por la Primera Dama,  arribó pasadas las 6 de la mañana al Aeropuerto Internacional de Barajas, en Madrid, donde fue recibida por el embajador César Medina, y el  cónsul, Frank Bencosme, hasta una hora más tarde, cuando partió hacia Roma.

La misión dominicana se encuentra en Roma, Italia, desde las 9 de  la mañana de este lunes (hora de República Dominicana) y participará en los actos previstos para este martes en la ceremonia de entronización del Papa Francisco.

La misión que llegó a  Roma para representar al Gobierno dominicano en los actos de entronización del Cardenal de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, como nuevo  papa de la Iglesia Católica, retorna el próximo miércoles.

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, jesuita de 76 años,  es el primero de América Latina en ser elegido Papa.  Sucede a Benedicto XVI, quien renunció en febrero pasado.

El Papa Francisco fue escogido por el Sacro Colegio Cardenalicio  el pasado miércoles 13 y de inmediato el presidente Danilo Medina envió al Santo Padre un mensaje de felicitación y pidió su bendición apostólica al pueblo dominicano.